El sector empresarial aglutinado en el CACIF repudió la aprobación del presupuesto para el 2021 y exigió al presidente Alejandro Giammattei que lo vete. Los diputados, liderados por el oficialismo, aprobaron el presupuesto en la madrugada del miércoles.

“El sector empresarial organizado manifiesta su total repudio a la forma en que una discusión, que debió haber sido técnica y razonada, se llevó a cabo en forma acelerada, con opacidad y con ánimo de evitar la observancia ciudadana”, señaló el CACIF.

Lee también: Congreso se blinda con seguridad tras rechazo de la población

“Ejerza el veto para el decreto”

Mientras los guatemaltecos dormían los diputados aprobaron un presupuesto de Q99 mil 700 millones. Los diputados le quitaron Q20 millones a la Procuraduría de los Derechos Humanos -PDH-. También le aumentaron más de Q150 millones al presupuesto del Congreso para comprar un edificio. Además, se restó presupuesto a los hospitales y se incrementó al Ministerio de Comunicaciones.

“Por lo anterior, y en aras de la paz y tranquilidad ciudadana, solicitamos al señor Presidente de la República que, atendiendo su mandato constitucional de velar por el bien del país, la transparencia y eficiencia de las finanzas públicas, ejerza el veto para el decreto”, concluyó el CACIF.

La aprobación del presupuesto ha provocado protestas frente al Congreso y para el fin de semana se esperan manifestaciones en la Plaza de la Constitución. Además, ya se presentaron acciones legales ante la Corte de Constitucionalidad para no validar su aprobación.

EntreCultura 146

Ciudades

Nacional