Casi 3 millones de niños, niñas y adolescentes de América Latina y el Caribe están en riesgo de no regresar nunca a estudiar. Este es uno de los muchos efectos negativos del cierre de los colegios por la pandemia del COVID-19, alertó este lunes un informe de Unicef.

El estudio “Educación en pausa” da cuenta de que están a punto de cumplirse casi ocho meses de pausa prolongada; esto para 137 millones de niños, niñas y adolescentes latinoamericanos. Un tiempo cuatro veces más alto que la media global, que pueden abocar a una “catástrofe generacional”.

Lee también: Neto Bran recibe críticas por promocionar su imágen en la tragedia de Alta Verapaz

El informe constata que el COVID-19 ha ampliado las brechas sociales también en la educación. En la región, solo la mitad de los alumnos de las escuelas públicas tiene acceso a clases a distancia de calidad; mientras que en las escuelas privadas esa cifra sube al 75 %, estimó Unicef.

La desigualdad es más acuciante en grupos vulnerables con niños con discapacidad. Migrantes indígenas o en zonas rurales donde la educación a distancia no llega, resaltó la entidad de las Naciones Unidas -ONU-.

También se advierte de que el porcentaje de niños que no recibe educación alguna, ni presencial ni remota, se ha disparado del 4 % al 18 % en los últimos meses.

Niños no regresarán al colegio debido al COVID-19

“Si no hay realmente procesos de nivelación adecuados, esos niños van a tener un vacío durante toda su vida”, afirmó a Efe Ruth Custode, especialista de educación de la Oficina Regional de Unicef para América Latina y el Caribe. Y esa pérdida terminará reflejándose en unos “peores salarios”.

El cierre de las escuelas no solo aplaza la educación para algunas familias, sino que supone la pérdida “de una cantidad enorme de servicios, como el de la salud, de apoyo psicosocial y de protección” para la infancia, añadió la especialista.

Al menos 80 millones de niños, niñas y adolescentes de América Latina han perdido las comidas escolares y corren el riesgo de desarrollar deficiencias nutricionales.

Los niños, niñas y adolescentes también están más desprotegidos ante la violencia en el hogar.

Reabrir escuelas debería ser prioridad

Mientras muchas escuelas en África, Asia y Europa están reabriendo gradualmente, en 18 de los 36 países y territorios de la región las puertas de las aulas permanecen cerradas por la pandemia, que suma 11 millones de casos en América Latina.

Si bien 1 de cada 6 escuelas no tienen acceso al agua, Unicef instó a los gobiernos a acelerar la apertura segura de las escuelas mediante mejoras en el sistema.

Ante la suspensión masiva de los servicios educativos, Unicef ha brindado apoyo contribuyendo a que 42 millones de estudiantes en la región reciban aprendizaje a distancia y en el hogar a través de la radio, la televisión, Internet y otras plataformas.

La pandemia del COVID-19 obligó al cierre de las escuelas y colegios, lo que forzó a que los niños recibieran clases a distancia. (Foto: EFE)
La pandemia del COVID-19 obligó al cierre de las escuelas y colegios, lo que forzó a que los niños recibieran clases a distancia. (Foto: EFE)

 

EntreCultura 156

Publicidad

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.