El 16 de diciembre de 2011, Manuel Eduardo González Rivera fue capturado por su supuesta participación en el fraude que llevó a la quiebra al desparecido Banco del Café -BANCAFE- en octubre de 2006.

Desde ese momento, el exdirectivo quedó ligado a proceso penal por los delitos de caso especial de estafa, intermediación financiera y lavado de dinero.

Lee también: Pagos detenidos, audiencia se suspende, por caso BANCAFE

Eduardo González ha esperado conocer si debe enfrentar juicio o no a lo largo de estos nueve años. No obstante, dicha audiencia no se ha realizado por diversos recursos interpuestos, tanto en los tribunales como en la Corte de Constitucionalidad.

Pero la historia para González tuvo un giro este lunes. Esto, luego de que el titular del Juzgado de Mayor Riesgo B, el juez Miguel Ángel Gálvez, hiciera una revisión a la medida sustitutiva.

Dentro de dicha medida, el juez Gálvez le dictó arresto domiciliar y la obligación de firmar el libro de asistencia cada 15 días, al considerarlo una persona vulnerable al nuevo coronavirus.

Exdirectivos condenados a prisión por el caso BANCAFE

El pasado 27 de octubre del 2016, el Tribunal Undécimo de Sentencia Penal condenó a tres exdirectivos de BANCAFE por estafa propia en forma continuada y caso especial de estafa en forma continuada.

Los exdirectivos Ariel Camargo, Jorge González y Celeste Soto, recibieron penas de ocho años de prisión conmutables a razón de Q100 diarios.

Según los reportes de prensa de aquel tiempo, la entidad Valores e Inversiones del País, S. A. -VIPASA- comenzó a funcionar en BANCAFE el 1 de junio del 2002, sin que se informara a la Junta Monetaria o Superintendencia de Bancos.

Dicha entidad financiera captó fondos económicos de los inversionistas del banco, que hasta el 2006 sumaban Q145 millones, según un informe.

Posteriormente, se determinó que VIPASA era una entidad con una situación económica deficiente, misma que fue ocultada a los inversionistas del BANCAFE.

Por último, en octubre del 2006, la Junta Monetaria suspendió las operaciones del BANCAFE por su insolvencia. Más de 230 inversionistas fueron los agraviados. Así como miles de cuentahabientes.