Con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, Catar está dispuesto a mediar entre Estados Unidos e Irán. También a apostar por un “diálogo constructivo” entre Teherán y los países árabes del golfo Pérsico; afirmó la viceministra de Exteriores catarí, Lolwah Al-Khater.

En una entrevista, la también portavoz del Ministerio de Exteriores señaló que “Catar ha expresado su voluntad de jugar ese papel. Pero todavía tiene que ser invitado por ambas partes; que están esperando para dar el paso de comenzar y comprometerse en las negociaciones”.

Lee también: Portugal cierra los colegios con un nuevo récord de 221 víctimas en un día

En ese sentido, Al-Khater quiso destacar el papel que jugó su Gobierno en reducir la tensión a principios de 2020, cuando el general iraní Qasem Soleimaní fue asesinado en un ataque selectivo estadounidense en Irak.

“En ese momento la región estaba al borde de una escalada militar, Catar jugó el papel de relajar la situación y creo que salvó la región de una posible guerra”, remachó.

Catar mantiene buenas relaciones con Washington y con Teherán, y su cercanía a Irán fue uno de los motivos por los que Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Baréin -que ven a la República Islámica como un rival- le aislaron desde 2017 hasta principios de este año, cuando acordaron levantar el bloqueo y restablecer las relaciones.

Según la viceministra catarí, “Irán es una realidad geográfica en nuestra región; y los países árabes del golfo también lo son. Nadie se va a marchar y por eso es muy importante comprometerse a un diálogo constructivo, significativo y directo” entre todos.

EntreCultura 168

Publicidad

Nacional

Ciudades