El cemento y los combustibles podrían sufrir un incremento en sus impuestos; esto debido a que la Superintendencia de Administración Tributaria -SAT-, busca elevar la recaudación para financiar el presupuesto del próximo año.

Marco Livio Díaz, jefe de la SAT, expuso ante diputados de la Comisión de Finanzas del Congreso cuales son las fuentes de financiamiento del plan de gasto del próximo año.

Lee también: Localizan un jet accidentado con dos cadáveres, droga y armas en Alta Verapaz

Entre lo que mencionó fue que en la recaudación se podrían aumentar los impuestos al cemento y a los combustibles; sin embargo, después aclaró que la iniciativa de ley de presupuesto no lleva alguna propuesta en ese sentido.

Díaz dijo que las fuentes de financiamiento están planteadas con bases técnicas del Banco de Guatemala y el Ministerio de Finanzas; por lo tanto la proyección de recaudación es de Q64 mil 426 millones, sin el aumento de impuestos.

Diputados de la Comisión de Finanzas, tienen dudas sobre el optimismo del Ejecutivo en alcanzar esa recaudación y que el gasto destina recursos para inversión en carreteras y no privilegia a las familias afectadas por el coronavirus.

Rechazo al aumento de impuestos al cementos y combustibles

El diputado Felipe Alejos es uno de los que rechaza la intensión de la SAT en que el Congreso apruebe un incremento a los impuestos del cemento y los combustibles.

“Es preocupante, cuando se habla de reactivación, pero no se habla de ninguna empresa, y lo más grave es que están pensando subir el impuesto a las gasolinas y al cemento, esto vendría a afectar en el tema de la construcción cuando hay un déficit de vivienda enorme y en el tema de combustible afectaría a todos los guatemaltecos ya que aumentarían los precios de la canasta básica, creo que lo están haciendo mal y la comisión debe hacer los cambios necesarios”, dijo Alejos.

El Congreso tiene hasta el 30 de noviembre para aprobar el presupuesto del próximo año el cual está fijado en Q99 mil 700 millones.

Ciudades

Nacional