La Comisión Nacional de Sanidad de China anunció la detección de 237 nuevos positivos del COVID-19. Entre ellos son 199 por contagio local.

Las autoridades sanitarias también informaron de la detección de 539 casos asintomáticos, 500 por contagio local, aunque Pekín no los computa como casos confirmados a menos que manifiesten síntomas.

El total de este tipo de infecciones en observación es de 4 mil 035, de las que 383 proceden de otros territorios.

Lee también: El uso de mascarilla es obligatorio en los centros educativos

Los positivos locales se detectaron en Guangxi (sur, 134), Gansu (oeste, 32), Sichuan (centro, 12), Anhui (este, 6), Cantón (sureste, 5), Tianjin (noreste, 4), Shanghái (este, 4), Jiangxi (este, 1) y Chongqing (centro, 1).

Los 38 casos restantes fueron hallados entre viajeros procedentes del extranjero en diversos puntos de entrada al país.

China, que aplica una severa política de “tolerancia cero” hacia el nuevo coronavirus, ha sufrido en los últimos meses una oleada de rebrotes atribuida a la variante ómicron que ha provocado cifras récord de contagios no vistas desde el inicio de la pandemia en la primera mitad de 2020.

La Comisión Nacional de Sanidad también detalló que, hasta la pasada medianoche local (16:00 GMT del lunes), se dio de alta a 122 pacientes tras superar con éxito el COVID-19.

El COVID-19 se desborda en China

El número total de contagiados activos con síntomas en la China continental asciende a 1 mil 425, uno de los cuales se encuentra grave.

Según las cuentas de la institución, desde el inicio de la pandemia, se infectaron 227 mil 830 personas en el país, entre las que 221 mil 179 han logrado sanar y 5 mil 226 fallecieron, aunque la cifra total de infectados excluye a los asintomáticos.

Hasta la fecha se ha realizado seguimiento médico a más de 4,4 millones de contactos cercanos con infectados, de los cuales 101 mil 489 continúan en observación.