Colectivos LGTBI han pedido a la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) que Catar no organice el próximo Mundial de 2022; esto tras las palabras sobre los homosexuales del director general de este evento deportivo, Nasser al Khater.

En una entrevista en CNN, el director general del Mundial Catar 2022 afirmó que las personas LGTBI que asistan a esta cita deportiva no deben sentirse inseguras ni amenazadas; pero, espera que “no realicen en público muestras de afecto y respeten la cultura local”, tal y como señalan los colectivos en un comunicado.

Lee también: Ancelotti le lanza una indirecta a Mbappé y Haaland para que vayan al Real Madrid

La Agrupación Deportiva Ibérica LGTB+, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales Intersexuales y más (Felgtbi+); así como la Fundación Triángulo, condenan las palabras de Al Khater. Por tal motivo hacen un llamamiento para que “no se vendan los grandes eventos deportivos a países que no respetan los derechos humanos”.

Estas organizaciones señalan que en Catar “el coito entre personas del mismo sexo” es un delito, con condenas que van desde la cadena perpetua hasta la pena de muerte. También su código penal recoge que solo el acto de provocar o seducir a un varón a cometer actos de “sodomía e inmoralidad” está castigado con tres años de cárcel.

Petición LGBTI a la FIFA para que Catar no sea sede del Mundial en 2022

De esta manera, han pedido a la FIFA de nuevo (ya lo hicieron cuando Catar fue designado como sede del Mundial) que cambie el país organizador de este evento deportivo para que no se celebre allí.

“FIFA debe retirar la organización del Mundial de 2022 a Catar y comprometerse públicamente con la defensa de los Derechos Humanos de las personas LGTBI+ en el ámbito del fútbol”; así sostienen los colectivos que aseguran que la celebración de competiciones internacionales no ha provocado ningún avance en los derechos de las personas LGTBI ni tampoco de las mujeres.

En este sentido, además, consideran que es “intolerable” el “blanqueamiento de las violaciones de Derechos Humanos utilizando el foco y los valores del deporte”.