Comunes será el nuevo nombre del partido político FARC. Este domingo dio un paso para romper con su pasado de violencia.

El nombre FARC, vinculado a la sigla de la antigua guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, fue eliminado, según lo aprobó su segunda Asamblea Nacional Extraordinaria.

Lee también: México supera los 150 mil muertos por coronavirus

El nombre Comunes fue elegido en una votación entre tres opciones propuestas que incluían además las de “Unidad Popular del Común” y “Fuerza del Común”, pues los excombatientes consideraron que FARC es una sigla que genera rechazo en el país como consecuencia del conflicto armado de más de medio siglo que dejó miles de muertos.

“Quiero informarle a Colombia y a la comunidad internacional que a partir de hoy llevaremos el nombre de Comunes, porque somos un partido de gente del común trabajando por un país justo y con bienestar para la gente del común”, manifestó el presidente de esa fuerza política, Rodrigo Londoño, conocido en sus tiempos de guerrillero con el alias de “Timochenko”.

Por su parte, Francy Orrego, integrante de la dirección de Comunes, dijo al leer las conclusiones de la asamblea que se decidió “hacer el cambio de nombre del partido de cara a las nuevas dinámicas del país”.

“Compartimos la lectura de que el nombre de FARC genera resistencia en múltiples sectores de la sociedad colombiana”, manifestó.

El nuevo nombre también les permite distanciarse de los disidentes alias “Iván Márquez” y “Jesús Santrich”; que el 29 de agosto del 2019 anunciaron su regreso a las armas con la sigla de la antigua guerrilla de las FARC, después de haber hecho parte del equipo negociador del acuerdo de paz firmado con el Gobierno colombiano en noviembre de 2016.

FARC y su complejo camino en la política

En agosto de 2017, nueve meses después de la firma de la paz, la antigua guerrilla definió en un congreso que su nombre político sería Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), y su logotipo, una rosa que evoca los símbolos socialdemócratas, que hoy decidieron que mantendrán.

En esa época se debatió mucho acerca de si mantendrían la sigla de la guerrilla o las cambiarían en busca de superar la mala imagen que las FARC tienen entre la sociedad colombiana.

Tanto así que el entonces presidente Juan Manuel Santos, que firmó el acuerdo de paz, los criticó por mantener la misma sigla para el partido político.

En ese sentido, el exministro del Interior Juan Fernando Cristo, que participó en las negociaciones de paz, calificó de “acertada” la “decisión de los integrantes del partido de la desmovilizada guerrilla de las FARC al cambiar su nombre por el de Comunes”.

“Siempre será inexplicable tener autores de crímenes de lesa humanidad de congresistas y a sus víctimas sin nada. Con narcotráfico fortalecido”, dijo Pinzón en su cuenta de Twitter.

EntreCultura 167

Publicidad

Nacional

Ciudades