Una veintena de congresistas estadounidenses pidió que no sean deportados los migrantes sobrevivientes de la tragedia de Texas. En la catástrofe murieron 53 personas hacinadas en un camión. La petición la hicieron al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

“Le pedimos de manera urgente que ejerza sus atribuciones para asegurar que los migrantes sobrevivientes no sean deportados. O que sean enviados a un centro de detención”. Asi señalan en una carta 22 congresistas encabezados por el demócrata Joaquín Castro, que representa a Texas.

Lee también: Expolicía que mató a George Floyd recibe una condena de 21 años

El 27 de junio cerca de San Antonio, Texas, las autoridades encontraron un camión en el cual decenas de migrantes indocumentados estaban hacinados. Hasta ahora las autoridades del condado Bexar han identificado a 47 de las víctimas fatales.

Las víctimas, con edades entre 13 y 55 años, incluyen migrantes de México, Guatemala y Honduras. Once sobrevivientes reciben atención en hospitales locales y otros ya tienen el alta médica.

“Pedimos que el Departamento de Seguridad Nacional apure el trámite para los sobrevivientes que soliciten visa por razones humanitarias”. Es un texto que también se añade la carta.

Piden no deportar a los migrantes sobrevivientes y que se les otorgue visa

“Estas visas son para individuos que enfrentan opresión, desastres, y otras circunstancias urgentes como la actividad criminal. También el contrabando humano, o para personas que encaran persecución cuando están fuera de EE.UU.”, escribieron los legisladores.

La carta recordó que los migrantes hacinados en el camión sufrieron temperaturas extremas, cercanas a los 55 grados Celsius. “Y algunos de los sobrevivientes pueden terminar con problemas de salud de largo plazo”.

De acuerdo con el Cuerpo de Bomberos de San Antonio, ninguno de los 16 migrantes hallados vivos fue capaz de bajar del camión sin ayuda.

Los legisladores también pidieron a Mayorkas que su ministerio otorgue permisos, por razones humanitarias. Esto para que las familias de las víctimas visiten a los sobrevivientes y retiren los cuerpos de los fallecidos.

“Esta tragedia demuestra un sistema de inmigración quebrantado”, concluyó la carta.