Los diputados de la alianza oficialista buscan aprobar una iniciativa de ley que permita a la Policía Nacional Civil (PNC) usar sus armas en manifestaciones. Dicha propuesta también busca que los miembros de las fuerzas de seguridad no queden en prisión cuando cometan un crimen durante las protestas.

El diputado Aldo Dávila denunció el intento de los legisladores oficialistas y aliados en el Congreso de la República. “El Congreso quiere aprobar la Iniciativa 6076 para reprimir a la población cuando haga uso de su derecho a manifestación. Dándole así poder de agredir a la población a la SAAS, PNC y EJERCITO”, denunció.

Lee también: Localizan 21 paquetes con posible cocaína en Escuintla

La iniciativa de ley deberá conocerse por el pleno y enviada para su análisis a una comisión. Si obtiene el visto bueno de la sala de trabajo podrá ser aprobada por los diputados en tres sesiones y en una en caso sea de urgencia.

Esta propuesta se presentó por los diputados de la Unión del Cambio Nacional (UCN) Napoleón Rojas, Julio Lainfiesta, Karla Martínez, José Arnulfo García, Maynor Castillo y Byron Arreaga.

Contenido de la iniciativa de ley

La iniciativa se llama “Ley para el fortalecimiento de las fuerzas de seguridad pública y del Ejército de Guatemala”. La propuesta señala que si las personas que manifestan coperan utilizarán la comunicación verbal. Ante una resistencia activa se utilizarán técnicas de defensa personal y ante una agresión grave las fuerzas de seguridad podrán utilizar el contacto físico.

Ante una agresión gravísima, “podrán utilizar equipo necesario para neutralizar la agresión”. Esto significa que las fuerzas de seguridad podrán desenfundar sus armas de fuego.

Otro apartado explicó que los agentes o militares involucrados en casos penales por agredir a los manifestantes serán defendidos por el Estado. Además, se busca que no vayan a la cárcel mientras enfrentan el proceso penal.