La fiscal general y jefa del Ministerio Público, Consuelo Porras Argueta, fue nombrada como el ‘personaje corrupto’ de 2023 por la OCCRP. Se trata de la Organización de Denuncia de la Corrupción y del Crimen Organizado, es una red global de periodistas de investigación.

Porras Argueta es “una de los muchos burócratas secos que han ayudado a descarrilar la democracia”, indica la organización. Lo hizo en la presentación de este ‘premio’ que otorga a políticos y funcionarios públicos cuestionados de todo el mundo desde 2012.

Lee también: Giammattei garantiza vehículos y seguridad a sus funcionarios por 5 años después de entregar el cargo

El año pasado, el ganador del ‘personaje corrupto del año’ de la OCCRP fue el oligarca ruso Yevgeny Prigozhin. Esto por el papel que jugó en el inicio de la guerra de Rusia con Ucrania.

La OCCRP señala que el jurado, compuesto por seis periodistas, eligió a Consuelo Porras Argueta en esta ocasión. Esto por haber sido “un instrumento eficaz para destripar el Estado de derecho”. Además, por protagonizar el intento por impedir la investidura del presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo de León.

María Teresa Ronderos, periodista colombiana e integrante del jurado calificador, se refiere a la elección de la fiscal general. “Ha perseguido brutalmente a fiscales, periodistas y activistas honestos. Obligándoles hasta el exilio y privando al público de estos controles cruciales sobre la autoridad”.

Consuelo Porras al frente del Ministerio Público por segundo período

Porras Argueta, quien ejerce su segundo mandato consecutivo al frente de la Fiscalía, recibió una sanción por Estados Unidos en 2022. Esto al ser acusada de “socavar decenas de investigaciones de corrupción” que implican a altos funcionarios y empresarios de Guatemala.

Desde el pasado 12 de julio, el Ministerio Público (Fiscalía), bajo el mando de Porras Argueta, inició una serie de acciones que buscaban desconocer los resultados electorales que dieron como ganador de la presidencia al progresista Arévalo de León.

Por su parte, Arévalo de León ha calificado las acciones de la Fiscalía como un intento de “golpe de Estado” para evitar que asuma la presidencia el próximo 14 de enero.

​La OCCRP es una es una plataforma de investigación para una red mundial de periodistas y centros de medios independientes que pretende exponer el crimen y la corrupción para que el público pueda pedir cuentas al poder, como lo indica su página web.