En Francia, el ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, justificó este viernes el toque de queda. Entrará en vigor la medianoche del viernes en París y 8 ciudades más.

La alternativa de tener que aplicar un confinamiento general en dichas zonas tendría un costo económico de 5 mil millones de euros. No obstante el sector gastronómico ve un impacto insoportable.

Lee también: Tertulias separadas en vez de 2do. Debate en EE.UU.

Un gasto presupuestario de 1 mil millones de euros supondrán las medidas compensatorias para las empresas previstas por el Gobierno. Se hará frente así a este toque de queda que afectará a cerca de 20 millones de habitantes, de las áreas urbanas con más alta incidencia de la epidemia.

El ministro puso en relación esa cantidad con los 5 mil millones de euros que calcula se perderían si esas mismas ciudades se cerraran completamente con un confinamiento general. Mencionó además que entre 15 y 20 mil millones mensuales costaría un nuevo confinamiento de toda Francia.

Le Maire insistió en que el toque de queda en Francia es necesario ante la evolución del coronavirus. 30 mil nuevos casos diarios “no pueden dejarnos indiferentes”. Los servicios de urgencia se verían desbordados.

Salvo la primera noche, el toque de queda en las áreas urbanas de Francia estará en vigor de las 21:00 y las 06:00 horas; durante las que tendrán que estar cerrados los comercios y establecimientos que reciben público, como restaurantes, cines, teatros o salas de espectáculos.

Los trenes, los metros o los autobuses, en cualquier caso, seguirán funcionando en sus horarios habituales también por la noche para aquellas personas que tengan alguna justificación sanitaria, laboral o de otro tipo.

EntreCultura 168

Publicidad

Nacional

Ciudades