La Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) lusa ha suspendido la cotización de las acciones de Cofina, una de las principales empresas mediáticas de Portugal, en medio de las especulaciones sobre la incorporación de Cristiano Ronaldo como accionista mayoritario al grupo.

Según informó este viernes la prensa local, Cristiano forma parte de un grupo de inversores que pretende adquirir la firma, que incluye el diario Correio da Manhã (con el que el crack guarda un historial de roces), y la propuesta final está a punto de concretarse.

Lee también: Ana Lucía Martínez marca un triplete para Guatemala y vence a Haití 3-1

En un comunicado divulgado hoy, la CMVM portuguesa explicó que ha decidido suspender la cotización de las acciones de Cofina. Y, que aguarda a “la divulgación de información relevante al mercado”.

Una de las publicaciones del Cofina, el Jornal de Negócios, citó a una fuente próxima a Cristiano que confirmó las intenciones del jugador. El futbolista estaría “muy entusiasmado” con el proyecto.

“El mejor jugador portugués de la historia está muy entusiasmado con la perspectiva de invertir en los medios de comunicación de su país. En un proyecto líder, basado en la información independiente. En la que los portugueses se han acostumbrado a confiar y preferir”, publicó el diario económico.

A Cristiano “le gusta ganar, por lo que siempre está contento de que se le asocie con proyectos ganadores”, añadió la fuente citada.

Cristiano Ronaldo y el episodio del micrófono al lago

Cristiano Ronaldo, de 38 años, tiene un largo historial de fricciones con uno de los periódicos del grupo. Se trata del sensacionalista Correio da Manhã, el más leído en Portugal, concretamente con su canal televisivo, el CMTV, al que ya ha llevado a los tribunales.

El pasado marzo, en una rueda de prensa previa a un partido de la selección portuguesa, le dijeron a un reportero de la cadena que no podría plantear ninguna pregunta, algo que ya había ocurrido en el pasado y que provocó las protestas de las asociaciones de periodistas locales.

El incidente más sonado se produjo durante la Eurocopa de 2016 ganada por Portugal. En esa ocasión un periodista del grupo se acercó a Cristiano durante un paseo matinal del combinado. Tras esto, el jugador del Al Nassr saudí le arrebató el micrófono y lo arrojó a un lago.

Incluso llegó a llevar al periódico a los tribunales en dos ocasiones, en 2011 y 2015.

“No tengo ningún respeto por ese periódico porque está constantemente inventando noticias, inventando polémicas, inventando una mala relación, un mal ambiente en la selección. Lleva desde que empecé en la selección, atacando constantemente a la selección”, dijo Cristiano en 2014.