¿Cuál es la postura correcta? La prueba de la pared puede ayudar | CRN Noticias
Contáctanos

Salud, moda y familia

¿Cuál es la postura correcta? La prueba de la pared puede ayudar

Publicado

el

El alineamiento adecuado del cuerpo no solo ayuda a prevenir dolores y lesiones sino que también estimula la confianza y el humor. Mejorar la postura probablemente lleve algún tiempo y requiera un esfuerzo consciente, pero los beneficios de sentirse bien valen la pena.

En los años de la adolescencia, probablemente haya parecido un requisito para convertirse en adulto aquello de «ponerse derecho», pero esas personas tan insistentes estaban en lo cierto. La buena postura ayuda a gozar de buena salud.

La alineación correcta del cuerpo ayuda a evitar presionar en exceso las articulaciones, los músculos y la columna vertebral, lo que alivia el dolor y disminuye la probabilidad de sufrir una lesión. Como ventaja adicional, la postura correcta puede mejorar la productividad y el estado de ánimo, además de permitirnos utilizar los músculos de forma más eficaz. Es probable que mejorar la postura demande tiempo y un esfuerzo consciente, pero los beneficios de sentirse bien hacen que valga la pena.

Pero, ¿cuál es la postura correcta? La prueba de la pared puede ayudar a descubrirlo:

  • Ponte de pie contra la pared y deja que la parte posterior de la cabeza, los omóplatos y los glúteos la toquen, mientras los talones se mantienen a una distancia de 5 a 10 cm (2 a 4 pulgadas) de la pared.
  • Pon la mano plana y colócala detrás del cóccix. Desliza apenas la mano entre la parte baja de la espalda y la pared para alcanzar una curvatura correcta en la columna lumbar.
  • Si queda mucho espacio detrás de la espalda lumbar, mete el ombligo hacia la columna vertebral para aplanar la curva de la espalda y acercarla suavemente a la pared.
  • Si queda muy poco espacio detrás de la espalda lumbar, arquea la espalda solo lo suficiente para poder deslizar la mano.
  • Aléjate de la pared mientras mantienes la postura correcta. Luego regresa a la pared para verificar si la mantuviste.

Desgraciadamente, la postura ideal suele ser la excepción, en vez de la regla. La mala postura puede afectar desde la cabeza hasta los pies y, por lo tanto, conllevar una serie de problemas.

  • Dolor de cabeza.La mala postura puede tensionar los músculos de la parte posterior de la cabeza, del cuello, de la parte superior de la espalda y de la mandíbula. Eso puede presionar los nervios cercanos y provocar lo que se conoce como dolor de cabeza tensional o dolor de cabeza por espasmo muscular.
  • Dolor de espalda y de cuello.El dolor y la tensión o la rigidez en la espalda y en el cuello pueden deberse a lesiones u otras afecciones tales como artritis, hernia de disco y osteoporosis, pero la mala postura también suele contribuir. Aunque casi nunca sea mortal, el dolor de espalda y de cuello pueden volverse crónicos y disminuir la calidad de vida.
  • Dolores de rodilla, de cadera y de pies.La debilidad muscular, la rigidez, la falta de equilibrio, la falta de flexibilidad y la mala alineación de las caderas, las rodillas y los pies pueden impedir a la rótula deslizarse suavemente sobre el fémur. La fricción resultante puede provocar irritación y dolor en la parte delantera de la rodilla, afección conocida como dolor femororrotuliano. La mala alineación del pie y del tobillo también puede desencadenar una fascitis plantar, afección en la que se inflama la banda gruesa de tejido que conecta el talón con la región metatarsiana (fascia plantar) y provoca dolor en el talón.
  • Dolor y pinzamiento en los hombros.El manguito rotador es un grupo de músculos y tendones que conecta la parte superior del brazo con el hombro. La tensión, la debilidad o el desequilibrio muscular que derivan de la mala postura pueden irritar los tendones del manguito rotador y producir dolor y debilidad. Una postura encorvada e inclinada hacia adelante también puede provocar el pinzamiento de estos tendones. En última instancia, esto puede dar lugar a un desgarro en el tejido del manguito rotador, lesión que es más grave y puede causar tanto dolor como debilidad importantes y limitar la capacidad para realizar las actividades diarias.
  • Dolor en la mandíbula.Una postura con la cabeza inclinada hacia adelante puede tensionar los músculos que se encuentran debajo del mentón y sobrecargar la articulación temporomandibular. Esto podría generar dolor, fatiga y un chasquido en la mandíbula, además de dificultad para abrir la boca, dolores de cabeza y dolor de cuello.
  • Fatiga y problemas respiratorios.Los malos hábitos posturales pueden restringir la caja torácica y comprimir el diafragma. Esto puede reducir la capacidad pulmonar y provocar una respiración poco profunda o dificultosa, fatiga y falta de energía, lo que puede afectar la productividad general.

Mejorar la postura puede ayudar a evitar o a revertir muchas de estas afecciones. Te sorprenderás al ver cómo puede mejorar tu calidad de vida, con solo ponerte de pie un poco más erguido.

Experimentos

Prueba estos consejos para mejorar la postura al estar de pie, sentado o recostado en la cama y concéntrate en la movilidad de la columna vertebral y la respiración.

  1. Cuando camines, mantén la postura erguida. Inhala, levanta los hombros y llévalos hacia atrás; luego exhala y baja los hombros, como si quisieras juntar suavemente los omóplatos.
  2. Intenta inclinar la pelvis cuando estés sentado. Siéntate en el borde de una silla, coloca las manos en la parte interna de los muslos y descansa los pies sobre el piso. Inhala y balancea la pelvis y las costillas hacia adelante, mientras abres el pecho y miras hacia arriba. Exhala, balancea la pelvis y la columna vertebral hacia atrás, y mira hacia abajo, en dirección al piso.
  3. Haz la pose del puente en la cama al despertar. Recuéstate boca arriba en la cama con las rodillas dobladas y los pies apoyados sobre el colchón. Inhala, luego exhala lentamente y curva el cóccix para elevar los glúteos y la columna vertebral, una vértebra a la vez, hasta que los omóplatos soporten el peso del cuerpo. Haz una pausa e inhala, luego exhala lentamente mientras vuelves a bajar la espina dorsal.
Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Salud, moda y familia

¿Es necesario seguir una dieta sana aunque uno sea delgado?

Publicado

el

Por

ESTIMADA MAYO CLINIC:

Mis amigos que son un poco gordos se preocupan por alimentarse sano, especialmente a medida que avanzan en edad. Yo, en cambio, he sido delgado toda mi vida y normalmente puedo comer todo sin subir de peso. ¿Debería preocuparme por mi alimentación?

RESPUESTA:

Es verdad que la obesidad es un factor de riesgo para muchos problemas de salud, como presión arterial alta, lípidos sanguíneos anormales, diabetes tipo 2, arteriopatía coronaria, accidente cerebrovascular, casi todos los tipos de cáncer, apnea obstructiva del sueño y varios más, pero ser delgado no excluye la necesidad de alimentarse sano.

La alimentación influye sobre los riesgos para la salud, independientemente del peso corporal. Aunque uno sea delgado, el riesgo para muchas enfermedades puede aumentar por una alimentación con alto contenido de grasas saturadas y transaturadas, de carnes rojas y procesadas, de sodio y de carbohidratos refinado, como azúcar en las gaseosas, en la repostería y en otros alimentos.

Por otro lado, también hay alimentos que reducen los riesgos para la salud, independientemente del peso corporal. Existe una conexión entre las verduras, las frutas, los cereales integrales, los frutos secos, el pescado y el aceite de oliva con más longevidad y menos riesgo de cardiopatía y cáncer. Comer una variedad de alimentos de esos grupos brinda muchos nutrientes diferentes que el cuerpo necesita. Sea uno delgado o no, es muy importante como adulto saber cuáles son las propias necesidades nutricionales porque al envejecer, puede aumentar el riesgo de sufrir deficiencias.

En lo que a la salud cardiovascular se refiere, existe una conexión entre comer grasas saturadas y transaturadas con niveles poco deseables de colesterol y, por su parte, el consumo de sal se relaciona con hipertensión. Un estudio reciente descubrió que las mujeres mayores con peso normal que comían una alimentación menos sana y alta en calorías tenían un riesgo 10 por ciento mayor de padecer un cáncer relacionado con la obesidad que las mujeres de peso normal con una alimentación más sana.

Hay también otros factores importantes que considerar, tales como el tabaquismo y la actividad física. Aunque los fumadores tiendan a pesar menos que los no fumadores, corren más riesgos de salud. Fumar no solamente puede derivar en cáncer de pulmón, sino también en más riesgo para varios otros tipos de cáncer. Además, puede llevar a sufrir arteriopatía coronaria, accidente cerebrovascular y enfermedad pulmonar crónica. Por otro lado, la actividad física reduce una gran cantidad de riesgos para la salud tanto en la gente delgada como en la gorda, incluido menos riesgo para hipertensión, diabetes tipo 2, lípidos sanguíneos anormales, arteriopatía coronaria, algunos tipos de cáncer y depresión.

A medida que transcurre el tiempo, llevar un estilo de vida beneficioso que incluya comer bien, mantenerse físicamente activo y no fumar puede permitir vivir mejor y gozar de una calidad de vida, en general, superior a quienes necesitan perder peso y a quienes ya gozan de un peso sano. (Adaptado de Mayo Clinic Health Letter).

Dr. Donald Hensrud, Medicina Preventiva de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Continuar Leyendo

Curiosidades

La pirotecnia altera la conducta de las mascotas y deteriora su calidad de vida

Publicado

el

Por

Los animales tienen mayor capacidad auditiva que los seres humanos. Esto se evidencia, por ejemplo, en perros y gatos, que están más expuestos a los altos sonidos de la pirotecnia, juegos que le generan ansiedad, trastornos de conductas y gastrointestinales, así como estrés.

Sin embargo, en las festividades navideñas es cuando estos animales sufren más, y es por eso que los veterinarios exhortan a las sociedades a no abusar de la pólvora, puesto que generan efectos nocivos en los animales.

La pirotecnia es rechaza por los médicos de los animales, debido a que las mascotas cuentan con una sensibilidad auditiva que les permite escuchar perfectamente ruidos que para el ser humano son imperceptibles, hasta sentir en mayor amplitud los estruendos de bombas y fuegos de artificio.

Advierten que los fuegos pirotécnicos son un perjuicio hacia adultos mayores, enfermos cardíacos, personas con discapacidades cognitivas o neurológicas

Argentina es uno de los países con iniciativas legales destinadas a preservar la vida de todas las especies. Específicamente, en la provincia de Neuquén, un decreto entró en vigencia este año para regular el uso de los fuegos artificiales, y advierte del perjuicio hacia adultos mayores, enfermos cardíacos, personas con discapacidades cognitivas o neurológicas.

También las provincias de Mendoza, Tierra del Fuego y en poblaciones como Bolívar y Bahía Blanca implementaron las legislaciones “Pirotecnia Cero”.

 

Lee más sobre esta noticia en El Ciudadano

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

Eructos, gases intestinales y distensión abdominal: consejos para reducirlos

Publicado

el

Por

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Aunque los eructos o los gases (flatulencia) sean naturales y comunes, una cantidad excesiva de ellos, acompañada por hinchazón, dolor o distensión abdominal, puede a veces interferir con las actividades cotidianas o provocar vergüenza. Sin embargo, estos signos y síntomas generalmente no son consecuencia de una afección subyacente grave y suelen disminuir con algunos cambios simples en el estilo de vida.

Cuando los eructos, los gases o la distensión abdominal interfieren con las actividades cotidianas, algo podría andar mal. Averigua cómo disminuir o evitar los gases y el dolor que producen, así como cuándo sería prudente consultar al médico.

Eructos: deshacerse del exceso de aire

Los eructos permiten al cuerpo expulsar el exceso de aire que hay en el tracto digestivo superior y, en su mayoría, son producto de tragar aire en cantidad excesiva. Sin embargo, ese aire casi nunca llega al estómago, sino que se acumula en el esófago.

Una persona puede tragar aire en exceso cuando come o bebe muy rápido, habla mientras come, mastica chicle o chupa caramelos duros, bebe gaseosas o si fuma. Algunas personas tragan aire como un tic nervioso, incluso cuando no comen ni beben nada, situación conocida como aerofagia.

El reflujo de ácido estomacal o la enfermedad por reflujo gastroesofágico, a veces, pueden causar eructos excesivos porque promueven un aumento en la deglución. Los eructos crónicos pueden relacionarse con una inflamación del revestimiento del estómago (gastritis) o con una infección por Helicobacter pylori, bacteria que ocasiona algunas úlceras estomacales. En estos casos, los eructos van acompañados de otros síntomas, como acidez estomacal o dolor abdominal.

Consejos para reducir los eructos:

  • Comer y beber lentamente. Tomar tiempo para comer y beber puede ayudar a tragar menos aire. La hora de la comida deben ser un momento de relajación, porque comer estresado o al paso hace tragar más aire.
  • Evitar las gaseosas y la cerveza. Estas liberan el gas llamado dióxido de carbono.
  • Evitar la goma de mascar y los caramelos duros. Masticar chicle o chupar caramelos duros obliga a tragar con más frecuencia de lo normal y parte de lo que se traga es aire.
  • No fumar. Con la inhalación del humo, también se inhala y traga aire.
  • Revisar las dentaduras postizas. Las dentaduras postizas que no encajan bien pueden obligar a tragar más aire al comer o beber algo.
  • Ponerse en movimiento. Dar un pequeño paseo después de comer puede ayudar.
  • Tratar la acidez estomacal. Los antiácidos u otros remedios de venta libre pueden ayudar con la acidez estomacal leve y ocasional. En cambio, la enfermedad de reflujo gastroesofágico, ERGE, posiblemente requiera un medicamento con concentraciones de venta bajo receta u otro tratamiento.

Flatulencia: acumulación de gases en el intestino

La presencia de gases en el intestino delgado o en el colon, generalmente, es producto de la digestión o de la fermentación por parte de la flora intestinal de alimentos no digeridos, como la fibra vegetal o ciertos tipos de azúcar (carbohidratos). De igual manera, los gases también pueden producirse cuando el aparato digestivo no es capaz de descomponer completamente algunos alimentos, como el gluten o el azúcar de los productos lácteos o de la fruta.

Otras causas para los gases intestinales son:

  • Restos de alimentos en el colon
  • Un cambio en la flora del intestino delgado
  • Mala absorción de los carbohidratos que puede alterar el equilibrio de las bacterias útiles del aparato digestivo
  • Estreñimiento, porque cuanto más tiempo permanecen los restos de los alimentos en el colon, más tiempo tienen para fermentar
  • Un trastorno digestivo, como la enfermedad celíaca y la intolerancia a la lactosa o a la fructosa

Consejos para evitar el exceso de gases:

  • Eliminar ciertos alimentos. Los alimentos que comúnmente producen gases son, entre otros, los frijoles, los guisantes (arvejas, chícharos), las lentejas, el repollo, la cebolla, el brócoli, la coliflor, los alimentos integrales, los champiñones, ciertas frutas, la cerveza y las gaseosas. Intenta eliminar un alimento a la vez para ver si la situación mejora.
  • Leer las etiquetas. Cuando los productos lácteos parecen ser un problema, posiblemente haya cierto grado de intolerancia a la lactosa. Presta atención a lo que comes y prueba con productos que tengan bajo contenido de lactosa o que sean deslactosados. Algunos carbohidratos indigeribles que están presentes en los alimentos sin azúcar, como el sorbitol, el manitol y el xilitol, también pueden aumentar la cantidad de gases.
  • Consumir menos alimentos grasos. Las grasas retrasan la digestión y, por lo tanto, aumentan el tiempo de fermentación de los alimentos.
  • Reducir temporalmente el consumo de alimentos con mucha fibra. La fibra aporta varios beneficios, pero muchos alimentos con alto contenido de fibra también aumentan la cantidad de gases. Incorpóralos nuevamente en tu alimentación, después de un tiempo.
  • Intentar con un medicamento de venta libre. Algunos productos, como Lactaid o Dairy Ease, pueden ayudar a digerir la lactosa. No se ha demostrado que los productos que contienen simeticona (Mylanta y Gas-X) sean útiles, pero muchas personas creen que sí funcionan. Los productos como Beano pueden reducir los gases que se producen durante la descomposición de ciertos tipos de frijoles. 

Distensión abdominal: común pero aún no bien entendida

La distensión abdominal es una sensación de pesadez o hinchazón abdominal que produce un aumento visible o mensurable en el tamaño del abdomen. La gente suele decir que tiene distensión abdominal sobre todo cuando ni eructar, ni expeler gases, ni evacuar el intestino parecen aliviar los síntomas.

La relación exacta entre gases intestinales y distensión abdominal todavía no se entiende bien. Muchas personas con síntomas de distensión abdominal no tienen más gases en el intestino que otras; además, mucha gente, especialmente aquellos con síndrome del intestino irritable o ansiedad, puede más bien tener mayor sensibilidad a los síntomas abdominales y a los gases intestinales que una cantidad excesiva de ellos.

No obstante, la distensión abdominal puede aliviarse con algunos cambios conductuales para disminuir los eructos o cambios alimentarios que reduzcan la flatulencia.

Cuándo consultar al médico

El exceso de eructos, gases y distensión abdominal suele resolverse por sí solo o con algunos cambios simples. Cuando estos son los únicos síntomas, es rara la posibilidad de que haya una afección subyacente grave.

Habla con el médico si los síntomas no mejoran con los cambios simples y, en particular, si también tienes lo siguiente:

  • Diarrea
  • Dolor abdominal intenso y constante
  • Heces sanguinolentas
  • Cambios en el color o en la frecuencia de las heces
  • Adelgazamiento no intencional
  • Molestia en el pecho
  • Pérdida de apetito o sensación de saciedad rápida

Estos signos y síntomas podrían indicar un trastorno digestivo subyacente o escondido. Los síntomas intestinales pueden ser vergonzosos, pero no permitas la vergüenza te impida buscar ayuda.

 

Continuar Leyendo

Tendencia