Un juez federal de Nueva York denegó al narcotraficante mexicano Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera, que cumple cadena perpetua en EE.UU., sus solicitudes para recibir llamadas y visitas familiares pudieran visitarle en la prisión de máxima seguridad en Colorado.

El magistrado indicó a Guzmán Loera que la Oficina de Prisiones es ahora “la única responsable” de las condiciones del su confinamiento en solitario en la prisión Administrative Maximum Facility (ADX), en Florence, una de las más seguras del mundo, de acuerdo con la cadena CBS.

Lee también: Donald Trump asiste a la selección del jurado de su juicio penal en Nueva York

El juez respondió a una moción presentada por ‘El Chapo’ el pasado 20 de marzo para que se restablezcan las dos llamadas de 15 minutos que tenía al mes con sus hijas gemelas de 12 años, canceladas en mayo de 2023, y que se permita la visita de las menores y de su madre, su esposa Emma Coronel.

En la respuesta, el magistrado de Nueva York le dijo que el tribunal donde fue juzgado “no tiene el poder de alterar las condiciones” impuestas por la Oficina de Prisiones y recordó que las llamadas y visitas que le había concedido durante el juicio fueron reemplazadas tras finalizar este, en 2019.

¿Discriminación para ‘El Chapo’?

De acuerdo con Guzmán Loera, las llamadas las cancelaron por la “discriminación sin precedentes en mi contra”.

El exlíder del Cartel de Sinaloa indicó al juez en su moción que las llamadas son el único contacto que tiene con sus hijas, que viven en México y no pueden visitarle porque no tienen visado.

Su esposa vive en California y el año pasado salió de prisión tras cumplir dos años y medio por narcotráfico y blanqueo de dinero.