Innumerables veces hemos pasado por el oriente de Guatemala y no nos hemos percatado de toda la historia que la Perla de Oriente esconde, así que la próxima vez que tú y tu familia recorran la carretera del Atlántico, deténganse un momento en el kilómetro 167 porque se van a sorprender de todo lo que encontrarán.

El departamento de Chiquimula está rodeada por montañas, con un valle en la región central. Las altitudes oscilan desde los 300 msnm hasta los 1500 msnm. En las partes más altas, su clima es templado durante todo el año. El nombre de Chiquimula proviene de la palabra Queqchí “Chiquimulhá” que significa Tierra de los Pájaros.

Lee también: Izabal, Caribe verde

El departamento de Chiquimula es el tercer departamento de Guatemala en tener el mayor número de población económicamente activa. Cuenta con una población aproximada de 400 mil habitantes, el 93% de la población es mestiza y el 7% compuesto por pueblos de origen Chortí. La etnia Chortí está concentrada en los municipios de Chiquimula, Jocotán, Camotán y Quezaltepeque; y es una etnia indígena descendiente de la civilización maya, cuyo centro político se situaba en Copán Honduras.

La ciudad de Chiquimula

Iniciamos el recorrido por Chiquimula visitando el templo colonial de La Santísima Trinidad; se hace referencia por algunos cronistas que posiblemente su construcción data de la segunda mitad del siglo XVII. El primero en hacer mención de dicho templo fue el Capitán don Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán; quien relata la belleza de su construcción en su libro Recordación Florida.

El arzobispo Doctor don Pedro Cortés y Larraz relata la destrucción que sufrió la iglesia en los días 2, 3 y 4 de junio del año de 1765, durante los terremotos acaecidos en dicha ciudad; actualmente el templo se encuentra en ruinas. Aunque la destrucción de la iglesia fue de gran magnitud, aún se pueden observar en las paredes del templo restos de pintura roja, diseños originales y estuco original con diseños de mujeres cargando canastos con piñas.

La visita a las ruinas nos hará imaginarnos la importancia de la provincia de Chiquimula de la Sierra; una de las diez que conformaban la diócesis de Guatemala.

Jocotán

Continuamos nuestra visita trasladándonos al municipio de Jocotán, su población es predominantemente de la etnia e idioma chortí, la mayoría de habitantes se dedican a la agricultura y al corte de café en tiempos de cosecha. Los días de mercado son jueves y domingo, siendo el día principal de plaza el día domingo.

El mercado es muy colorido, muchas mujeres de las aldeas llegan ese día a vender sus productos entre los cuales destacan los petates, lazos de maguey, escobas, bolsas de pita y canastas. Les recomiendo probar la gran variedad de tamales que se venden ese día en el mercado y degustar el tradicional atol shuco.

Si deseas disfrutar de una deliciosa comida local, te recomendamos el Restaurante Casa E´Noya localizado en la carretera entre Vado Hondo y la frontera con Copán, unos kilómetros antes de la entrada al municipio de Jocotán; allí encontrarás unas deliciosas dobladas de queso con zanahoria y con chipilín, el menú del restaurante es amplio y el ambiente muy agradable.

Volcán de Ipala

Para realizar una actividad al aire libre, el volcán de Ipala es lo mejor. Por su biodiversidad, el parque Volcán de Ipala se convirtió en área protegida en el año de 1998. Con 1,650 msnm el ascenso al volcán es de aproximadamente de 2 horas, a paso lento.

En la cima hay un mirador donde podrás observar el cráter, el cual tiene un diámetro de 1000 metros, además de albergar la laguna de Ipala. En este precioso parque con tu familia podrán acampar en el área, observar aves, nadar en sus aguas cristalinas y caminar por los senderos disfrutando de la naturaleza del lugar.

Chiquimula y todas sus bellezas geográficas, culturales y ancestrales se convierten en un destino obligado a conocer, así que empieza a planificar en qué fecha harás tu siguiente viaje familiar al oriente de Guatemala.