La policía alemana informó este viernes del hallazgo y la desactivación de un paquete bomba en Múnich; además confirmó que el envío está relacionado con los dos que han explotado esta semana en el sur de Alemania, dejando cuatro heridos.

El paquete lo descubrieron en la noche del jueves en un centro logístico del aeropuerto de la capital bávara. Este estaba dirigido al fabricante de alimentación para bebés Hipp, informó el diario “Bild”.

Lee también: Jóvenes se visten como abuelas para vacunarse contra el COVID-19

“Damos por supuesta una conexión entre los tres paquetes”, aseguró la presidenta de la Policía regional de Baden-Württemberg, Stefanie Hinz.

Los tres envíos llevan un remite falso y estaban dirigidos a empresas del sector alimentario: Una empresa de bebidas, la central de la cadena de supermercados Lidl y el fabricante de alimentación infantil Hipp.

La investigación, en la que trabajan un centenar de agentes, trata de esclarecer los motivos de estos ataques.

Paquete bomba en Alemania

El martes explotó un paquete en un almacén de bebidas de Eppelheim -suroeste de Alemania- y el miércoles un artefacto similar detonó en un edificio administrativo de la sede central de Lidl, en Neckarsulm, a apenas 60 kilómetros.

Las cuatro personas que resultaron heridas en ambos sucesos, una en el primero y tres en el segundo, han sido ya dadas de alta.

EntreCultura 167

Publicidad

Nacional

Ciudades