Aminata Diallo, encarcelada provisionalmente por su supuesta implicación en la paliza a su excompañera en el PSG Kheira Hamraoui por temas de rivalidad deportiva, trató de utilizar al clan Mbappé para intentar renovar su contrato, según Le Parisien.

El diario, citando fuentes de la investigación policial, señala que Diallo, junto a su hombre de confianza César M., intentaron aprovechar su proximidad con la familia de Kylian Mbappé. Esto para conseguir que los dirigentes del París Saint Germain (PSG) le prolongaran su contrato, algo que no se produjo.

Lee también: Eric García habla de Marco Asensio y le hace un guiño para ir al Barcelona

Los investigadores interceptaron una llamada entre Diallo y un experiodista próximo a Mbappé. En la llamada se daba a entender que la madre de Mbappé, Fayza Lamari, que le sirve de agente, podría presionar a la dirección parisina.

La madre de Mbappé, en declaraciones a Le Parisien, reconoció haber hablado de la situación de Diallo con los dirigentes del PSG. Sin embargo, “de manera muy informal, desinteresada y en el contexto de un proyecto de documental”. Esto sobre el affaire Hamraoui, que iba a ser producido por una firma estadounidense, pero en colaboración con una empresa controlada por Mbappé (Zebra Valley).

Lamari aclaró, no obstante, que nunca habló del contrato de Diallo cuando se reunió, de manera formal, con la dirección de PSG en Catar el pasado mes de abril para abordar la prolongación de su hijo.

Diallo intentó desestabilizar al director del PSG con un tema de acoso sexual

Le Parisien muestra, sobre todo, la entente entre Diallo y César M., y cómo, además de actuar contra Hamraoui, buscaron desestabilizar al director deportivo del PSG, Ulrich Ramé, y al entonces entrenador, Didier Ollé-Nicolle.

En concreto, amenazaron con airear un supuesto acoso sexual cometido por el entrenador. Algo negado por el técnico y que, de momento, no ha dado lugar a un procedimiento judicial.

Según el diario, César M. exhortó también a Diallo a “hacer la guerra” al club. De acuerdo con sus palabras, está dirigido por “una escoria de blancos”.

Hamraoui será reintegrada próximamente al PSG, tras haber sido apartada pese a tener contrato hasta el final de la temporada.

El ataque contra Kheira Hamraoui tiene a su excompañera tras las rejas

La carrera de Kheira Hamraoui ha estado dando tumbos desde que le atacaron con una barra de hierro. Le dieron golpes en las piernas el 4 de noviembre de 2021. Una paliza que es la que ha motivado la inculpación y el encarcelamiento provisional de Diallo.

Aminata Diallo, antigua jugadora del PSG y actualmente sin club, ha sido de nuevo puesta bajo custodia policial. Esto por su posible relación con la agresión a Kheira Hamaraoui, su antigua colega de equipo y de selección.

Esta detención de Diallo se une a la de otros cuatro hombres arrestados entre el miércoles y el jueves.

No han trascendido detalles de los interrogatorios llevados a cabo por la Brigada de Represión contra las Bandas Organizadas de la Policía Judicial (PJ) en una investigación coordinada por la Fiscalía de Versalles.

Hamaraoui fue atacada en la noche del 4 de noviembre cuando iba en un carro conducido por su entonces compañera del PSG Diallo, cuyo vehículo fue inmovilizado por los agresores para sacar a Hamraoui y golpearla con una barra de hierro en las piernas, mientras la increpaban preguntándole si le gustaba acostarse con hombres casados.

Rivalidad futbolística

Casi un año después de esta agresión, varias hipótesis han estado encima de la mesa, entre ellas la rivalidad futbolística entre Diallo y Hamraoui al estilo affaire Nancy-Kerrigan. O una venganza por la relación que la agredida tuvo con el exbarcelonista Eric Abidal, con el que coincidió en la Ciudad Condal cuando ambos estaban en el Barcelona.

En cualquier caso, la Justicia no ha lanzado ninguna procedimiento contra Abidal ni contra su esposa. La mujer que pidió el divorcio tras hacerse público el adulterio.

Los investigadores intentan aclarar cuál pudo ser el motivo de la agresión a Hamraoui. La jugadora que después de ese episodio ha visto su carrera futbolística totalmente trastocada.

La futbolista se encuentra actualmente apartada contra su voluntad de la disciplina del PSG, aunque tiene contrato en vigor por esta temporada y la siguiente.