En la última sesión del período ordinario, diputados afines al oficialismo aprobaron el presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado para el 2024. Esto a pesar de que el presidente electo, Bernardo Arévalo lo había rechazado.

Con 115 votos a favor, los diputados aprobaron el Decreto 18-2023, que da vida al plan de gasto para el próximo año por un monto de Q124 mil 879 millones. La bancada Semilla presentó 130 enmiendas, pero ninguna fue tomada en cuenta, solo las que fueron presentadas por el bloque Vamos.

Lee también: Congreso aprueba retirarle la inmunidad a los magistrados del TSE

Los diputados obligan al nuevo gobierno a recurrir al Congreso cada vez que quieran aprobar bonos del tesoro. Se prohíbe contratar medios de comunicación que no tengan cobertura nacional, con lo cual benefician a los medios de la televisión abierta.

Por aparte, en ese Decreto ampliaron el presupuesto 2023 en Q1 mil 500 millones y facultan al Organismo Ejecutivo, para que sea por medio del Ministerio de Finanzas, el que detalle cómo se usarán los recursos.

Samuel Pérez: “Este presupuesto es ilegal e inconstitucional”

El jefe de la bancada Semilla, Samuel Pérez, dijo que las enmiendas que presentaron buscaban corregir lo que se hizo desde la comisión. “Este presupuesto no solo es ilegal e inconstitucional. El pueblo de Guatemala va a estar pendiente”.

Añadió: “Incluyen y colocan candados a un listado de obras. Pero lo peor imponen a las empresas que van a construir. Y, no tengo dudas que sean financistas de los aliados a Giammattei”, resaltó.

También criticó el número de oenegés que se incluyeron a última hora, pues no hay duda que están ligadas a varios diputados. “Estas prácticas son las que el pueblo rechazó en las urnas el 25 de junio”.

Para el partido Semilla, el objetivo de aprobar presupuesto es para “atar de manos” al gobierno de Bernardo Arévalo para que no pueda cumplir con su plan de trabajo.

Sin embargo, el presidente de la Sala de Trabajo, el diputado Cándido Leal, defendió su dictamen, explicando que es una propuesta técnica, que a su juicio merecía ser aprobada.

“No se está quitando ninguno de los programas, el Programa del Adulto Mayor, no se está quitando en educación, por lo que les digo a cada uno de ustedes que es un presupuesto técnicamente bien elaborado y es para la población guatemalteca más necesitada del país”, aseguró.