El presidente estadounidense, Donald Trump, pidió este jueves la concesión de un segundo mandato. Para “salvar” a Estados Unidos de un Partido Demócrata, que describió como un “movimiento radical” y “socialista”; dijo que su candidato presidencial, Joe Biden, “destruiría” el sueño americano.

Trump utilizó el miedo a un país inseguro y controlado por una izquierda radical como eje principal de su discurso ante la Convención Nacional Republicana, en el que aceptó la nominación de su partido para optar a la reelección en los comicios del 3 de noviembre.

Lee también: Primer vuelo entre Israel y Emiratos Árabes sale lunes

“Estas son las elecciones más importantes de la historia de este país”, subrayó el mandatario en su discurso, pronunciado en el jardín sur de la Casa Blanca ante alrededor de 1mil 500 personas sentadas en sillas sin separación ni apenas mascarillas.

“Estas elecciones decidirán si salvamos el sueño americano o si permitimos que una agenda socialista demuela nuestro querido destino. Si le dan la oportunidad, Joe Biden será el destructor de la grandeza estadounidense”, añadió.

Parte del discurso de Donald Trump

Los ataques a los demócratas ocuparon la mayor parte del largo discurso de Donald Trump, de una hora y diez minutos, con apenas algunas breves menciones al final a lo que haría en un segundo mandato. Y una larga defensa de su gestión de la crisis del COVID-19, incluida la promesa de que EE.UU. tendrá una vacuna antes de fin de año.

Trump también aludió a las protestas contra el racismo y la violencia policial que han inundado EE.UU.

En el plano migratorio, Trump defendió que “las fronteras de Estados Unidos hoy son más seguras que nunca”. Si es reelegido, prometió que seguirá atacando a las ciudades santuario, que protegen a los indocumentados.

Trump no mencionó su política hacia Venezuela o Cuba, que es importante en el estado clave de Florida, y apenas se refirió a México para defender el tratado comercial T-MEC. En el apartado de política exterior, prefirió hablar de sus medidas hacia Israel, su combate al Estado Islámico, EI, y su guerra comercial con Pekín.

El hecho de que Donald Trump pronunciara su discurso de la convención desde la Casa Blanca, a pesar de que los presidentes no deben celebrar actos partidistas en edificios federales, generó polémica, y llevó a cientos de manifestantes a congregarse fuera de la mansión y hacer sonar bocinas y silbatos, que en ocasiones se oyeron desde el jardín.

 

EntreCultura 156

Publicidad

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.