El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció nuevas medidas para combatir la corrupción en El Salvador, Guatemala y Honduras. Con una línea de información para ayudar a su Grupo de Trabajo Anticorrupción.

“Como reconoció la vicepresidenta durante su visita a Guatemala a principios de este año, la corrupción y la impunidad en la región socavan la democracia. Alimentan la migración irregular y representan una amenaza para nuestra seguridad nacional porque sostienen organizaciones criminales y el crimen transnacional”, manifestó el secretario de Justicia Auxiliar. Kenneth A. Polite Jr. de la División Criminal del Departamento de Justicia.

Lee también: Localizan a una pareja enterrada en el jardín de una casa en la zona 14

“En junio, el Departamento de Justicia anunció un Grupo de Trabajo Anticorrupción. Y ahora creó una línea de información para que cualquier persona con información sobre actores corruptos en El Salvador, Guatemala y Honduras que estén violando las leyes estadounidenses o trasladando el producto de sus delitos a Estados Unidos. Ahora puede reportar la conducta en español o inglés a [email protected]”, agrega la información.

A través de este correo [email protected] las personas podrán denunciar los actos de corrupción que sucedan en Guatemala, El Salvador y Honduras. Para que el Grupo de Trabajo Anticorrupción del Departamento de Justicia los revise y establezca sobre posibles actos de corrupción o movimientos de fondos mal habidos.

Refuerzas acciones para combatir la corrupción

La información se analizará y se determinará si hay un posible vínculo jurisdiccional con los Estados Unidos. Incluido el uso del sistema financiero de ese país, que permitiría al Grupo de Trabajo investigar, procesar y, cuando corresponda, decomisar y devolver los activos robados a el pueblo de El Salvador, Guatemala y Honduras obtenido por la corrupción.

Según la información del Departamento de Justicia, se alienta a sus socios encargados de hacer cumplir la ley en la región. O cualquier persona con información sobre delitos relacionados con la corrupción y posibles violaciones de la ley de los EE. UU., a que se comuniquen enviando un correo electrónico al FBI en la dirección ya señalada.