Millones de viajeros han ignorado en Estados Unidos las advertencias de las autoridades sanitarias de no desplazarse antes de las festividades de Acción de Gracias debido a la pandemia, que está teniendo un crecimiento explosivo en todo el país y que amenaza con teñir las Navidades de negro.

Según la Administración de Seguridad de Transporte, TSA, encargada de los controles aeroportuarios, esta es la semana con más afluencia de viajeros desde que en marzo comenzó la pandemia, con una media de un millón de viajeros diarios desde el pasado fin de semana.

Lee también: México podría comenzar a vacunar contra el COVID-19 en diciembre

Muchos estadounidenses están ignorando las advertencias del Centro de Control de Enfermedades, CDC; para que no se viaje en este período vacacional que culmina con la cena de Acción de Gracias de este jueves, pero que es el pistoletazo de salida para todo el período navideño y de fin de año en Estados Unidos.

Las autoridades sanitarias temen que la circulación de personas y los intercambios entre núcleos familiares durante estas fiestas dispare aún más el número de contagios en todo el país, incluidas zonas que hasta el momento han conseguido mantener la pandemia relativamente bajo control durante este otoño.

Los contagios se están elevando a una velocidad no vista hasta el momento en este país. Lidera al mundo en número total de contagiados, con más de 12,6 millones, y que en las últimas dos semanas ha experimentado 2 millones de casos nuevos, y ya acumula más de 260 mil muertos.

El epidemiólogo jefe de Estados Unidos, Anthony Fauci, emitió hoy un “último ruego” a los estadounidenses; para que hagan sacrificios en estas vacaciones tan familiares con el fin de evitar muertes dentro de unas semanas.

Viajeros y medidas

Las medidas de control de las multitudes para los viajeros en aeropuertos; toques de queda en bares y restaurantes o cierre de colegios o tiendas, este solía ser el período de mayor consumo del año; se están dando por todo el país, pero no han servido hasta el momento para detener el nuevo pico; pues las infecciones y las muertes diarias son de alrededor de 2 mil.

Con la falta de liderazgo por parte de la Administración saliente de Donald Trump; están siendo los estados los que por separado están imponiendo las medidas para detener la extensión de la pandemia. El presidente electo, Joe Biden, marcó como su principal tarea detener la extensión del coronavirus; y aprobar las ayudas para los hogares más afectados por la parálisis económica a la que se ha enfrentado el país.

Si Acción de Gracias, como se teme, acaba acelerando esta oleada explosiva de infecciones; diciembre y la temporada navideña puede convertirse en el período más negro de la historia estadounidense reciente, con 311 mil muertos antes de fin de año. Esto, según las proyecciones más optimistas del Instituto de Métricas de Salud y Evaluación, IHME.

 

EntreCultura 156

Publicidad

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.