El Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, el mural poniente del Crédito Hipotecario Nacional, el mural de la Biblioteca Nacional, los murales interiores y exteriores en la Terminal Aérea del Aeropuerto Nacional “La Aurora”; estas son algunas de las tantas obras creadas por el gran maestro Efraín Recinos.

Lee también: Las orejeras mayas

Originario de Quetzaltenango, nacido el 15 de mayo de 1928, Efraín Enrique Recinos Valenzuela fue un escultor, pintor, arquitecto, ingeniero, muralista, profesor, deportista e inventor. Desde pequeño, siempre demostró una gran destreza en el área artística; creando fantásticos y complejos dibujos de monstruos, guerras y soldados. Curiosamente por esta razón su padre, José Efraín Recinos Arriaza, decide no inscribirlo a la escuela, ya que no quería que su mente artística se viera mal influenciada por los profesores ni los demás niños.

Debido a esto y a la constante mudanza que viven él y su familia por el trabajo de su padre, Efraín pasa mucho tiempo dibujando; por lo cual su arte es autodidacta. Con tan solo 9 años de edad, ya demuestra gran dominio en sus trazos y en el uso del óleo en sus pinturas de paisajes.

Aprendiendo a leer y escribir fluidamente a temprana edad y desarrollando su habilidad artística, Recinos se va formando con el paso de los años en un gran artista.

Los estudios de Efraín Recinos

Su padre decide inscribirlo a la Escuela Nacional de Artes Plásticas para estudiar dibujo y escultura. Para comprar sus materiales de dibujo, Efraín dibujaba retratos y luego los vendía para poder conseguir dinero. Pero Recinos no solo era un buen artista, también destacó en el deporte durante su época de estudiante en el Instituto Nacional Central para Varones; logrando distintos récords nacionales e incluso participando en los Juegos Panamericanos de 1951 junto con el reconocido deportista, Mateo Flores.

A pesar de ser conocido como un grande en la arquitectura, Efraín Recinos ingresa a la Universidad de San Carlos, a la facultad de ingeniería; puesto que aún no existía la carrera de arquitectura.

Es durante este periodo que él comienza a incluir sus tan característicos personajes en sus obras y trabajos, que posteriormente serán expuestos en distintas edificaciones en la ciudad de Guatemala. Ahora, ¿cómo Recinos llegó a crear el tan famoso Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, mejor conocido como Teatro Nacional que forma parte de su legado como gran artista en Guatemala? Pues en 1956, gana el examen privado en la carrera de ingeniería con una especialización en estructuras el cual lo lleva a ser Jefe de la Sección de Obras Públicas y es así como su arte empieza a ser parte de la ciudad de Guatemala.

Centro Cultural Miguel Ángel Asturias

El Centro Cultural Miguel Ángel Asturias es una de las creaciones más significativas en la carrera artística y arquitectónica de Efraín. La construcción se remonta hasta el año de 1924 cuando ocurre un terremoto el cual destruye el Teatro Colón, e inicia la búsqueda por crear un nuevo teatro.

Finalmente, muchos años después durante el gobierno de Ydígoras Fuentes se establece el lugar de construcción del nuevo teatro, donde originalmente se encontraba el Fuerte de San José de Buenavista, un área militar; y se asigna al arquitecto Vinicio Asturias para llevar a cabo esta obra.

Lamentablemente, el proyecto se suspende por la repentina muerte de Vinicio. Es hasta el año 1971 que se reinicia la construcción del Teatro, ahora a cargo de Efraín Recinos. Gracias a él, el teatro cambia su diseño y se orienta a ser un proyecto más futurista y moderno. Si te fijas en la peculiar forma, las curvas y las elevaciones características del edificio puedes notar que estas se parecen a las montañas y volcanes que forman parte del paisaje guatemalteco, mientras que la paleta de colores azules y blancos se asemejan a los bellos tonos del cielo. Este fue un edificio que revolucionó la arquitectura en Guatemala y que impresionaba a todo él que pusiera sus ojos en él.

Finalmente después de un arduo trabajo, el gasto en la construcción de más de 14 millones de quetzales en un terreno de 8.2 manzanas; se inaugura el teatro el 16 de junio de 1978 bajo el nombre de Centro Cultural de Guatemala. Y es hasta en 1987 que se cambia el nombre a Centro Cultural Miguel Ángel Asturias en honor al Premio Nobel de Literatura.

Ícono de Guatemala

Recinos fue un hombre al cual no le gustaba la fama, ni ser el centro de atención, pero la magnitud de su talento demostrado en la creación de sus ingeniosas obras lo llevaron a ser un ícono en la historia artística y arquitectónica de Guatemala.

Es gracias a esta gran mente que hasta el día de hoy, partes de nuestra ciudad de Guatemala se embellecen con sus inigualables diseños y murales y que podemos gozar de majestuosos centros de recreación como lo son el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

EntreCultura 168

Publicidad

Nacional

Ciudades