El Bayern pasa apuros para eliminar al Sevilla en cuartos de Champions | CRN Noticias
Contáctanos

Deporte Internacional

El Bayern pasa apuros para eliminar al Sevilla en cuartos de Champions

Publicado

el

El Bayern Múnich se clasificó para semifinales de la Champions pese a empatar este miércoles en casa con el Sevilla (0-0), gracias a su victoria en la ciudad andaluza en la ida (2-1) y sigue en liza en busca de su sexto título de la competición.

El equipo del veterano técnico Jupp Heynckes, que hizo campeón por última vez al Bayern en 2013, pasó más apuros de los previstos ante un Sevilla que creó ocasiones de peligro, como un cabezazo al larguero de Joaquín Correa, quien fue expulsado en el descuento.

El conjunto alemán disputa su sexta semifinal en siete años en la competición y es el único equipo que puede aspirar al triplete Champions-Liga-Copa.

El Sevilla apostó por buscar el milagro con un planteamiento atrevido y se encomendó a su delantero centro, el francés Wissam Ben Yedder, el hombre que con su doblete en Old Trafford contra el Mánchester United (2-1), había puesto al equipo andaluz en cuartos.

Si en octavos, el Sevilla acudía al campo del United tras empatar en casa (0-0), en cuartos la tarea era más difícil, ya que había caído en la ida en el Sánchez Pizjuán.

El equipo alemán, que conocerá su rival en semifinales en el sorteo programado para el viernes, tomó la iniciativa en los primeros minutos, pero fue cediendo terreno en ocasiones al Sevilla, que necesitaba dos tantos para clasificar, ya que un 1-0 a favor no le bastaba.

La impotencia del Sevilla se vio reflejada en la entrada de Correa sobre Javi Martínez en una de las bandas en el minuto 90+3, que le costó una tarjeta roja.

Triste final para la buena campaña del Sevilla en Champions.

– Buen comienzo del Bayern –

En los primeros compases del encuentro, el Bayern se hizo dueño de la situación, con varias llegadas, entre ellas un tiro libre de James Rodríguez, un remate de Arjen Robben y un cabezazo de Robert Lewandowski.

La apuesta ofensiva de Heynckes, con cinco hombre de claro talante atacante como James, Lewandowski, Robben, Franck Ribery y Thomas Muller se imponía al Sevilla.

El conjunto andaluz también presentaba un once ambicioso con hombres que miran de media cancha hacia arriba como Éver Banega, Joaquín Correa, Franco Vázquez, Pablo Sarabia y Wissan Ben Yedder, sin olvidar a Jesús Navas, reconvertido en lateral derecho, con sus peligrosas subidas por la banda.

El Sevilla comenzó a tomar confianza y tras esos primeros quince minutos que el Bayern dominó sin problemas, por lo que el equipo español empezó a contar con llegadas a gol.

Pero los avances del Sevilla eran más lentos que las jugadas de Bayern y el cuadro alemán aprovechaba su rapidez para multiplicar las llegadas, con un Ribery muy incisivo en el último cuarto de hora de la primera parte.

– Sevilla mejor en segunda parte –

Pero el Sevilla se rehízo al inicio de la segunda parte y con Banega llevando la manija asustó en un par de ocasiones al Bayern, sobre todo con un cabezazo de Correa al larguero en el minuto 59.

Vincenzo Montella, el entrenador del Sevilla, decidió en el minuto 64 dar entrada al colombiano Luis Muriel, en sustitución de Ben Yedder, y en el 69, Sandro ocupó la plaza de Sarabia.

Con dos delanteros más frescos, el técnico italiano trató de sorprender al Bayern en los últimos minutos.

Pero el equipo alemán se dedicó a dejar pasar los minutos, sabedor que el Sevilla necesitaba dos tantos para pasar.

Montella jugó su último baza en el 80 dando entrada a Nolito en lugar de Vázquez, pero el Bayern pareció despertar en los últimos minutos y hubo una posible falta a Sandro Wagner en los últimos minutos, que el árbitro no se atrevió a señalar.

Al final, el Bayern logró su objetivo y el viernes sabrá su rival en semifinales, entre Real Madrid, Liverpool y Roma. (AFP)

Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Deporte Internacional

La final en Madrid es una “tremenda vergüenza”, dice el presidente de River

Publicado

el

La final de la Copa Libertadores en Madrid se recordará “como la tremenda vergüenza del fútbol argentino”, aseguró en una entrevista publicada este viernes el presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, que considera partir “en desventaja” respecto a Boca Juniors.

“(Se recordará) como una vergüenza, como la tremenda vergüenza del fútbol argentino”, afirmó el mandatario en una entrevista en el diario español El País a dos días de la final de vuelta prevista el domingo en el estadio Santiago Bernabéu.

“River es un damnificado. Acá se les prohibió a 66.000 aficionados, gente que vino de todos los lugares de Argentina y del mundo, a ver esa gran final. Y ahora les pusieron el espectáculo a 10.000 kilómetros. Estamos en desventaja”, lamentó.

“Al hincha de River le robaron su partido, le robaron la posibilidad de ver la gran final”, insistió.

El encuentro entre los dos archirivales porteños en la gran final continental despertó pasión en Argentina pero la contienda se vio envuelta en polémica el 24 de noviembre por los incidentes ocurridos en el estadio Monumental de River.

Tras empatar 2-2 en la Bombonera el 11 de noviembre, el partido decisivo quedó aplazado por el ataque con piedras y gases lacrimógenos contra el autobús de Boca Juniors que dejó a dos jugadores xeneizes lesionados.

Después de días de incertidumbre, la Conmebol anunció su traslado a Madrid el 9 de noviembre contra el criterio tanto de Boca, que quería ganar en los despachos, como de River, que reivindicaba mantener la localía.

“Fueron 40 o 50 delincuentes que no tienen que estar en el fútbol y hay que exterminarlos para siempre”, dijo D’Onofrio, llamando a las autoridades argentinas a actuar para acabar con las “Barras Bravas”.

“Pero para hacerlo necesitas tener la seguridad adecuada. Si yo me pongo en la calle a decir que no quiero que entre más al estadio amenazarán de muerte a mi hija, a mi mujer y a toda mi familia”, añadió, asegurando haber recibido amenazas de muerte de “200 o 250 hinchas de Boca”.

“Lo más vergonzoso es que tenemos un problema como Argentina. ¿Cómo puede ser que en nuestro país no se pueda jugar el River-Boca?”, se preguntó. (AFP)

Continuar Leyendo

Deporte Internacional

El Espanyol se clasifica para octavos de final de la Copa del Rey

Publicado

el

El Espanyol se clasificó este martes para octavos de final de la Copa del Rey tras ganar 1-0 al Cádiz (2ªD) en la vuelta de dieciseisavos, mientras Leganés, Valencia y Getafe también estarán en la siguiente fase.

El Espanyol, que había perdido 2-1 en la ida en Cádiz, pasa a la siguiente fase gracias al valor doble de los goles en campo contrario en caso de empate en el global (2-2).

Agazapado atrás, el equipo gaditano aguantó los embates de los ‘pericos’, que se estrellaron en la defensa del conjunto rival hasta que el paraguayo Hernán Pérez remató un balón ajustado al palo para hacer el gol de la victoria (76).

En el último cuarto de hora, el Espanyol siguió empujando, pero el marcador ya no se movería.

El Leganés también estará en el sorteo de octavos tras ganar 1-0 al Rayo Vallecano.

Un gol en propia puerta del uruguayo del Rayo Vallecano Emiliano Velázquez (17) dio la victoria al Leganés, que había empatado 2-2 en la ida.

El Rayo tuvo su mejor oportunidad en penal cometido por Gumbao sobre Tito, que detuvo el meta ucraniano Andriy Lunin (34), cedido por el Real Madrid al ‘Lega’.

El equipo rayista llevó el peso del encuentro frente a un ‘Lega’, que buscaba sus ocasiones al contraataque y que finalmente estará en el sorteo de octavos, donde también estará el Valencia.

El equipo ‘che’ ganó 1-0 al modesto Ebro, de la segunda división B (tercera categoría) con un remate de cabeza del belga Michy Batshuayi (58).

El Valencia, que había ganado 2-1 en la ida, sufrió en la primera parte ante un Ebro bien plantado en el terreno de juego, que no dejaba huecos y también dio el susto.

Un disparo lejano de Jan Gerrit estuvo a punto de sorprender al portero valencianista Jaume Domenech, que sacó una mano salvadora (31).

A la vuelta del descanso, el Ebro acusó el esfuerzo desplegado en la primera parte y el Valencia se hizo con el control del encuentro, hasta llevarse el partido.

En otro partido, el Getafe goleó 5-1 al Córdoba, de la segunda división, con goles de Francisco Portillo (17), Ángel (41 de penal, 78, 80) y Robert Ibáñez (48).

Aythami Artiles hizo el gol del honor cordobés al rematar de cabeza un saque de esquina (71).

El Getafe, que ya se había impuesto en la ida 2-0, dominó sin problemas a un Córdoba, que vio la expulsión de su técnico Curro Torres por protestar en el penal que supuso el primer gol de Ángel, autor de un triplete. (AFP)

Continuar Leyendo

Deporte Internacional

Modric ganador del Balón de Oro 2018

Publicado

el

En una votación entre periodistas internacionales, Modric, finalista de la Copa del Mundo con Croacia y ganador de la Liga de Campeones, se impuso al portugués Cristiano Ronaldo y a los franceses Antoine Griezmann y Kylian Mbappé, que se llevó el premio Kopa al mejor jugador de menos de 21 años.

Que Modric le arrebate el balón de oro a Cristiano Ronaldo y a Lionel Messi quedará en la historia como una de las hazañas más grandes del fútbol contemporáneo. Tanto el portugués, como el argentino, se habían convertido en los indestronables: cada uno ha ganado cinco balones de oro.

Pero en 2018 se les atravesó un croata cuya histora bien podría protagonizar una novela. En las canchas de la ciudad donde nació el 10 del Real Madrid -Zadar- caían granadas en medio de la guerra que se desarrolló en la década del noventa.

Esta es la historia de vida de Modric, el croata que este lunes cambió el rumbo de la historia del fútbol de nuestros tiempos:

Un letrero con una calavera y un mensaje en croata que traduce “no se acerque a esta área, hay un gran peligro por minas”, sigue todavía puesto en la casa que Luka Modric abandonó cuando tenía 6 años. Modrici, en la división geográfica de Croacia, es como una vereda que lleva el nombre de la familia del jugador, queda a cinco minutos de Obrovac. Apenas hay allí una decena de casitas.

Su padre y abuelo se enlistaron en las filas para combatir en la guerra. Pero el abuelo Luka no volvió a casa, ese fue el detonante para empacar maletas e irse. Hoy la casa está destruida, solo quedan algunas piedras que se mimetizan con el paisaje de montaña rocosa de esa zona de Croacia.

La familia se fue a Zadar, una ciudad costera a cuarenta minutos de Obrovac, y se refugiaron en un hotel de nombre Kolovare, que abandonó sus funciones y se convirtió en un centro para las personas que huían de las bombas.

Luka todos los días agarraba la pelota y se iba al parqueadero a dar balonazos a la pared, hacer jueguitos o practicar disparos. Sin ninguna compañía más que el balón.

El director del hotel Kolovare seguro pasó su mirada por Luka Modric varias veces a lo largo del día. Curiosamente, también sabía de fútbol, y además de su trabajo en el Kolovare se ganaba algún dinero trabajando en el NK Zadar.

“Baja y vas a ver cómo juega un niño que lleva el día entero con la pelota en el parqueadero”, le dijo a Josip Bajlo, director del NK Zadar.

Su familia se trasladó a otro hotel, también convertido en centro para refugiados y mucho más cerca de las canchas del Zadar, equipo que decidió ficharlo para jugar en las inferiores. Por esa época jugar fútbol no era seguro. Caían cientos de granadas sobre Zadar al día. Bajlo decía que los bombardeos comenzaban a las seis de la mañana.

No hubo agua ni electricidad durante dos años.

Resaltaba entre los demás por ser el más pequeño del equipo de niños, por su brillante cabello rubio y por su silencio y timidez –rasgo constante en quienes se dedican a hacer magia o arte con el balón-.

En su equipo cabían todos los niños que quisieran jugar. Una estrategia del club para mantener alejados a los más pequeños de la guerra, o en su defecto, alejarlos del encierro que produce el peligro por una muerte que cae del cielo. Cuando sonaban las alarmas todos los niños corrían a refugiarse, y el primero en llegar seguro era considerado un héroe.

De niño su cuerpo se veía frágil. Nadie nunca creyó que se convertiría en un jugador profesional. Pero con el tiempo se fue forjando la leyenda. Luego, ya todo un adolescente, tuvo un entrenador exclusivo que le enseñó a dominar la técnica.

“El entendimiento del juego era innato”, dijo su entrenador personal.

Fue a hacer pruebas al Hajduk Split, el equipo que lleva en el corazón. Como cualquier niño de la región de Dálmata soñaba con vestir esa camiseta. Pasó varias semanas en pruebas. Pero los veedores consideraron que por más técnica que tenía su cuerpo no daría los resultados esperados.

Muchos le dijeron a Modric que no serviría. Se le burlaron, y lo trataron de menos. Luka, decepcionado, se le pasó por la cabeza la horrible idea de no volver a jugar. De intentar otra cosa.

Pequeño, pero de corazón grande, siguió con el Zadar. Viajaba y jugaba torneos. En una grabación de esos momentos, se ve al pequeño de dientes grandes, con los ojos cerrados y la boca abierta, mientras viaja en un bus con sus compañeros.

Pero llegaría el momento de jugar en primera. Su club de inferiores lo llevó al Dinamo Zagreb, donde quedaron impresionados, porque a pesar de su cuerpo delgado y su baja estatura tenía un poder escaso: saber leer el juego.

Ganó cinco títulos en tres años, uno de ellos gracias a un gol que le anotó al equipo de sus amores el Hajduk. El fútbol no sería igual si no existiera la revancha.

Luego pisó suelo inglés, y de ahí a brillar con el Real Madrid. Pero brillar no es lo mismo que entrar al salón dorado de la historia del fútbol. Quedó cerca en el Mundial de Rusia, donde su país terminó quedando como subcampeón, pero lo logró en lo individual, al destronar a Messi y a Ronaldo, que por 10 años consecutivos se alternaron el título, para coronarse él como el mejor jugador del mundo. (AFP)

Continuar Leyendo

Tendencia

error: Content is protected !!