El poderoso huracán Ian alcanzó tierra este miércoles en la costa oeste de Florida (EE.UU.) con vientos máximos sostenidos de 240 km/h, y se esperan todavía inundaciones y marejadas “catastróficas” en partes de esta franja costera de cara al Golfo de México.

Hasta ahora no se informó de víctimas en la zona del impacto, pero en los Cayos de Florida, al sur del estado, se busca a una veintena de “balseros” cubanos que iban a bordo de una embarcación que naufragó en medio del fuerte oleaje provocado por el huracán.

Lee también: Varios heridos en un tiroteo en una escuela de California

Cuatro de los balseros llegaron a nado a tierra y otros tres fueron rescatados por los guardacostas, que continúan la búsqueda de los desaparecidos.

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EEUU, el ojo del huracán tocó tierra sobre las 3.05 de la tarde de hoy (19.05 GMT) cerca de Cayo Costa, una isla de barrera frente a la sureña localidad de Fort Myers, a más de 100 kilómetros al sur de Tampa, donde aún están bajo alerta de inundaciones en localidades costeras por la marejada ciclónica.

Según el NHC, en partes de la costa oeste de Florida, que no recibe el impacto directo de un ciclón desde hace 100 años, el aumento del mar por encima de su nivel normal puede registrar picos de hasta 5,5 metros a causa de Ian, que tras Florida impactará los estados de Georgia y Carolina del Sur.

Efectos del huracán Ian en Florida

Horas antes de que tocase tierra, los efectos de este “extremadamente peligroso” ciclón, como lo ha calificado el NHC, ya se dejaban sentir en la península de Florida, donde más de un millón de clientes se hallan esta tarde sin energía eléctrica, de acuerdo con la web especializada poweroutage.us.

La fuerza de los vientos de Ian hizo que la bahía de Tampa, donde se pensaba que iba a tocar tierra el huracán hasta hoy mismo, se quedase sin agua, como una marea a la inversa.

Las autoridades advirtieron a la gente que se abstuviera de pasear por el lecho de la bahía. “El agua va a volver”, señaló en un mensaje en Twitter el Servicio Meteorológico en Tampa.

El aeropuerto de la turística Orlando, donde se asientan los parques temáticos, que hoy y mañana permanecerán cerrados, ha registrado este miércoles 300 cancelaciones de vuelos, el mayor número del total de 2.000 vuelos que esta jornada no han partido en EE.UU., la mayoría de ellos desde aeropuertos de Florida, según FlightAware.com.

La principal compañía eléctrica del estado, FPL, anunció en horas de la mañana que dispone con hasta 40.000 operarios, algunos de ellos provenientes de otros estados, a fin de proceder con el restablecimiento de energía una vez pase el huracán.