El Real Madrid tuvo dificultades para llegar a Pamplona por la fuerte tormenta de nieve que cayó en Madrid y afectó el aeropuerto de Barajas.

La expedición del Real Madrid quedó concentrada este viernes en Pamplona, donde aterrizó a las cuatro horas y doce minutos después de embarcar en el vuelo IB 2800 y quedar atrapado en una pista helada del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas por la borrasca “Filomena”.

Lee también: Iker Casillas trolea a Marc Bartra en Instagram e incendia las redes sociales

Indignada e incrédula llegó la plantilla madridista a Pamplona tras vivir un capítulo que, según reconocen fuentes del club, piensan que era evitable y previsible por la fuerte nevada que cae sobre la capital de España.

Incertidumbre sobre el partido Osasuna – Real Madrid

La petición de La Liga de adelantar a la tarde del viernes el desplazamiento, provocó un enfado en el Real Madrid al quedar atrapado horas dentro de un avión.

Además, sin entender la razón por la que el partido no se aplazó previamente al domingo.

Las previsiones apuntan a fuertes nevadas en Pamplona a la hora del encuentro y la intención del conjunto madridista era viajar en el día de partido.

El contraste entre un aeropuerto nevado y con hielo que impidió el despegue con la situación del aeropuerto de Pamplona sorprendió a la expedición madridista que ya descansa en el hotel de concentración a la espera de conocer si el partido se puede disputar el sábado o modifica su horario.

[tweet https://twitter.com/MadridSports_/status/1347658357826609152 align=’center’]

EntreCultura 162

Publicidad

Nacional

Ciudades