El aficionado que le tocó la nalga al futbolista Lucas Ocampo, del Sevilla, recibió una multa de 6 mil euros y no puede entrar a los estadios durante un año.

La Comisión contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte propuso la sanción. El aficionado cometió la falta de respeto contra el futbolista, en el duelo ante el Rayo Vallecano del pasado 5 de febrero.

Lee también: Detienen a tres hombres que visitaron la casa del atleta keniano Kelvin Kiptum antes de su muerte

“Propuesta de sanción de 6 mil euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un período de 12 meses. Esto al aficionado identificado menor de edad seguidor del equipo local. Que, en el partido Rayo-Sevilla, sentado en primera fila le tocó el glúteo (nalga) con un dedo a un jugador. Ocurrió cuando iba a hacer un saque de banda”, informó la entidad.

Durante el partido del pasado lunes 5 de febrero y superada la media hora de juego, con 1-1 en el marcador, el delantero argentino se disponía a sacar de banda cuando un aficionado situado en la primera fila de la grada le introdujo un dedo en el ano. El jugador afeó el gesto al infractor y se quejó del hecho ante el árbitro Hernández Maeso, que advirtió al delegado de campo. El incidente quedó reflejado en el acta.

Antiviolencia calificó este hecho de “grave” por ir “contra la integridad del futbolista”. Además, censuraron la “actitud jocosa y desafiante” del seguidor y sus acompañantes, y recordó los comunicados condenando el gesto de ambos clubes, así como que la interposición de una denuncia contra el autor de esta agresión ante la Fiscalía de Menores por parte de LaLiga.

Aficionado le tocó la nalga a un futbolista con un dedo… otro lanzó una vengala

Antiviolencia propuso 80 mil euros y prohibición de acceso a cualquier recinto deportivo por cuatro años a un aficionado de la UD Las Palmas. Esto por lanzar una bengala encendida a los hinchas locales en el reciente Tenerife-Las Palmas de la Copa del Rey.

La caída de esta bengala encendida a esta grada provocó una grave situación de peligro para todos los espectadores que podría haber causado graves heridas y quemaduras de diversa consideración a los aficionados, entre los que había varios menores de edad, denunció Antiviolencia.

Además, la comisión ha propuesto otra sanción de 20 mil euros y prohibición de acceso a cualquier recinto deportivo por un período de 12 meses a otro aficionado seguidor también de Las Palmas que introdujo y activó otras dos bengalas en la grada de los aficionados visitantes durante este mismo encuentro que provocó una gran humareda, fuego y chispas además de una situación de grave riesgo para el resto de los espectadores.