Francia ha retomado el turismo extranjero coincidiendo con el inicio de una nueva fase que supone el levantamiento de muchas restricciones. Estas habían impedido durante más de siete meses servir en el interior de bares y restaurantes por la pandemia.

Emmanuel Macron, presidente de Francia, se felicitó en su cuenta de Twitter por haber llegado a esta nueva etapa. Esto implica el aumento de aforos en los comercios, museos, cines, teatros y salas de espectáculos que ahora podrán recibir a 5 mil espectadores.

Lee también: Francia reabre la vida cultural y gastronómica de sus ciudades

“¡Habíamos echado de menos tanto esta vida!”, dijo el mandatario, advirtiendo también: “Para que esta recuperación sea duradera, sigamos respetando los protocolos y medidas de seguridad”, señaló.

Para evitar el repunte de coronavirus en el país está el certificado sanitario de uso obligatorio para poder asistir a ferias, eventos deportivos o culturales con más de mil personas.

Además el toque de queda tendrá un retraso de dos horas para su inicio, comenzando así desde las once de la noche hasta las seis de la mañana. Esto significa el aumento de la actividad en la hostelería y en la cultura.

El toque de queda debería desaparecer el próximo 30 de junio, cuando llegue una nueva fase de la desescalada.

[tweet https://twitter.com/euronewses/status/1402129143131742210 align=’center’]

Certificado de vacunación para turismo extranjero en Francia

Francia aceptará la entrada a quienes tengan el protocolo completo de vacunación como a las personas que lleguen de otro país del Espacio Económico Europeo. Esto también será permitido para las personas de los países de su “lista verde”: Australia, Corea del Sur, Israel, Japón, Líbano, Nueva Zelanda o Singapur.

Si se viaja a Francia desde los países de su “lista naranja”, donde están la mayoría del mundo, incluidos Reino Unido y EE.UU., además del certificado se debe presentar una prueba negativa hecha 48 horas antes.

Francia únicamente acepta el certificado de las vacunas que han sido aprobadas por la Autoridad Europea del Medicamento -EMA-. Esto excluye las vacunas chinas y también la rusa Sputnik V, que son las administradas mayoritariamente en Latinoamérica.

Aún es imposible ir a Francia desde los países de la “lista roja”, entre los que están India, Brasil, Argentina, Colombia, Costa Rica, Chile y Uruguay. Esto por el nivel de incidencia epidémica y la presencia de variantes inquietantes en dichos lugares.

EntreCultura 162

Publicidad

Nacional

Ciudades