Con el objetivo de abordar los desafíos estructurales que enfrenta Guatemala, el gobierno del presidente Bernardo Arévalo firmó este día un acuerdo histórico con organizaciones campesinas.

En el Palacio Nacional de la Cultura, el Presidente destacó que el diálogo con los diferentes sectores del país es fundamental para el desarrollo de Guatemala.

Lee también: Gobierno de Guatemala acuerda trabajar con el Ministerio Público que dirige Consuelo Porras

Para nuestro gobierno, el diálogo no es simplemente una herramienta, sino un pilar fundamental que impulsa la participación de la ciudadanía en la definición de agendas que aborden efectivamente las diversas necesidades.

Refirió que estas necesidades las escucharon durante un proceso de diálogo que se efectuó en el último trimestre de 2023.

Compromiso con la igualdad

El gobernante destacó en su alocución que este acuerdo se da bajo la premisa de que todas las personas que conformamos esta sociedad somos iguales.

Todas las guatemaltecas y guatemaltecos somos iguales en dignidad y derechos. El nuevo gobierno abraza la idea de que todos tienen algo valioso que aportar y merecen escucharse.

El Presidente destacó que esta convicción refleja nuestro compromiso con la igualdad y la participación justa de cada individuo en la construcción de un futuro compartido y próspero para Guatemala.

Sostenemos firmemente la creencia en la pluralidad de voces y perspectivas, reconociendo que la fortaleza de una nación reside en su capacidad para incluir a todos en el proceso de toma de decisiones.

En el evento también se contó con la participación de otros sectores como sociedad civil y cooperación internacional.

Sobre el convenio con las organizaciones campesinas

Este convenio tiene como objetivo principal impulsar, durante los primeros 100 días de su mandato, una serie de medidas destinadas a promover el desarrollo integral del país.

Este acuerdo es resultado del diálogo entre el Gobierno y líderes campesinos. La finalidad es atender las demandas planteadas por los trabajadores del campo en cinco áreas fundamentales para el crecimiento sostenible del sector agrícola y el desarrollo nacional.

Los temas acordados incluyen:

  • Atención a la conflictividad agraria prevaleciente en el territorio nacional, tanto la urgente como la acumulada.
  • Acceso a la tierra, fortalecimiento y reestructuración del Fondo de Tierras y de otros posibles instrumentos para tales propósitos.
  • Economía campesina, en su poliactividad, que implica tantas actividades productivas agropecuarias (agricultura familiar) como no agropecuarias o de la agregación de valor a ellas.
  • Articulación territorial de las políticas sectoriales relacionadas con el desarrollo rural focalizado en los territorios prioritarios identificados por el Gobierno.
  • Creación de espacio político de comunicación permanente entre el Gobierno y las organizaciones campesinas.

Con este convenio, el gobierno del presidente Bernardo Arévalo reafirma el compromiso de que el diálogo es el camino para encontrar soluciones sostenibles a los problemas nacionales.

Este gobierno se compromete a cumplir con estos acuerdos, reconociendo que el progreso de Guatemala solo se hará realidad mediante la colaboración y el esfuerzo conjunto de todos y todas.

Los objetivos

El objetivo del acuerdo es doble: en primera instancia, busca fomentar el progreso y bienestar de las comunidades campesinas. Mediante la implementación de medidas que simplifiquen y promuevan el acceso a la tierra.

Esto se traduce en un respaldo concreto para el desarrollo sostenible de estas comunidades. Brindándoles herramientas y condiciones propicias para fortalecer sus actividades agrícolas y mejorar su calidad de vida.
En segunda instancia, se plantea como un instrumento efectivo para anticipar y solventar conflictos agrarios.

Con este propósito, se instauran mecanismos de diálogo en consonancia con los parámetros del marco constitucional y legal vigente. El objetivo es facilitar la resolución pacífica de disputas y fomentar la cooperación y el entendimiento entre todas las partes involucradas.

Este proceso no solo implica el cumplimiento de compromisos, sino que también representa la valiosa oportunidad de construir colectivamente un futuro más justo y próspero para todos los guatemaltecos.

Cada uno de ustedes juega un papel crucial en este camino, y su compromiso será determinante para edificar una nación más sólida y resiliente.

Asimismo, agradeció su involucramiento activo, convencidos de que, trabajando unidos, impulsaremos el desarrollo y bienestar de Guatemala; una Guatemala que camina, que avanza, que cambia. [Tomado de AGN]