El presidente Alejandro Giammattei anunció este domingo la reapertura de restaurantes, iglesias, transporte público y centros comerciales. Se implementará con un nuevo sistema de alertas de COVID-19 que regulará las actividades económicas y de convivencia del país.

La medida entrará en vigor este lunes después de 130 días desde que el gobernante ordenara el cierre del país por COVID-19; dos días después de detectar el primer caso positivo del coronavirus.

Lee también: Guatemala supera los 1 mil 700 decesos por COVID-19 y los 45 mil contagios

La “reapertura de la economía” ordenada por Giammattei se regirá por un nuevo tablero de alertas, divulgado hace 15 días, que regulará las actividades económicas y de convivencia en el país, dependiendo de la cantidad de contagios de  COVID-19 en cada uno de los 340 municipios del país.

“Que Guatemala no se detenga”, dijo el presidente en cadena nacional, acompañado por los ministros de Salud y Economía, Amelia Flores y Antonio Malouf, respectivamente; además del director de la Comisión Presidencial Contra el COVID-19, Edwin Asturias.

Guatemala ha contabilizado hasta la última actualización de este domingo un total de 45 mil 053 casos de coronavirus y 1 mil 734 muertes; la mayor cantidad de decesos en Centroamérica según registros oficiales.

Giammattei explicó que el semáforo epidemiológico, es decir el nuevo tablero de alertas; permitirá el funcionamiento de la economía en municipios donde hay pocos contagios, sin verse afectados por lo que suceda en otras regiones.

Aperturas

Los restaurantes, el transporte público, los centros comerciales y las iglesias podrán abrir nuevamente este lunes con un aforo restringido dependiendo del color de la alerta que afecte su municipio.

El sistema de alertas está compuesto por cuatro colores y va de verde, el más permisivo y la “nueva normalidad” en palabras de Giammattei hace 15 días, al rojo -alerta máxima-, pasando por el naranja -alerta alta- y amarillo -alerta moderada-.

En ninguno de los planes expuestos por el gobernante se señala la reapertura del ciclo educativo o de las fronteras. Aunque durante junio Giammattei no descartó públicamente ambas opciones durante el segundo semestre del año.

El confinamiento en Guatemala inició el 15 de marzo con el cierre de la economía, pero casi el 70 por ciento de la población vive en la economía informal por lo que se ha visto obligada a salir en busca de ingresos diarios, especialmente con más desplazamientos en los últimos dos meses.

Medida similar a México

La propuesta del Gobierno de Giammattei es similar a la instalada en México desde el pasado 1 de junio. Regida también con un semáforo epidemiológico de cuatro colores.

Hasta el 15 de julio, todavía ningún estado del país vecino, uno de los 10 con más contagios del mundo; había sido declarado en semáforo amarillo o verde.

En Guatemala, las nuevas medidas que entran en vigor a partir de este lunes señalan que 158 municipios se encuentran en rojo -alerta máxima-, 109 en naranja -alerta alta- 73 en amarilla -alerta moderada- y ninguno en verde.

El director de la Comisión Presidencial Contra el COVID-19, Edwin Asturias, afirmó en la cadena nacional que este domingo es “una fecha muy importante para nosotros” por la decisión de reabrir la economía, con la excepción de las actividades de ocio y educativas.

Asturias indicó que pese al “abandono” en el que se encuentra el sistema de Salud Pública en Guatemala las medidas para reducir los contagios están “dando resultados iniciales”.

El doctor aseguró que existe un descenso de los casos en los últimos 15 días en departamentos como Guatemala. Donde se aglutina casi el 70 por ciento del total de contagios de todo el territorio.

Datos

El jueves pasado, las autoridades informaron sobre 59 muertes por el virus, la cifra diaria más alta desde que fuera detectado el primer caso.

El Ministerio de Salud registró el sábado 1 mil 209 nuevos contagios, la tercera cantidad más alta de casos detectados en un solo día; que el 9 de julio batió su propia marca con 1 mil 247 positivos en 24 horas.

Tanto Giammattei como Asturias afirmaron que están al tanto de las implicaciones y los riesgos que significa la reapertura de las actividades en la salud de los guatemaltecos, al igual que el ministro de Economía.

“Este tablero nos permitirá vigilar cómo marcha la epidemia en cada municipio y nos dice cómo va nuestra comunidad”, aseveró Asturias.

Giammattei indicó por último que el toque de queda implantado desde el 22 de marzo continuará, pero ahora de 09:00 de la noche a 04:00 de la mañana, desbancando el anterior que prohibía la locomoción de 06:00 de la tarde a 05:00 de la mañana.

 

EntreCultura 146

Ciudades

Nacional