Guatemala cumplió este domingo nueve meses desde el primer caso detectado de la COVID-19, con la ocupación hospitalaria pública muy cerca de llegar a su tope en los espacios asignados a pacientes con el coronavirus.

Tanto el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social como la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia COVID-19 -Coprecovid- habían anunciado la inminente “segunda ola” para el mes de diciembre y esta semana advirtió que los hospitales de atención exclusiva de COVID-19 y los demás están próximos a saturarse.

Lee también: Guatemaltecos exigen la renuncia del presidente por cuarta semana consecutiva

En estos tres trimestres, Guatemala ha alcanzado 129 mil 282 casos acumulados de COVID -19. Con una letalidad entre los contagiados del 3,4 por ciento -que no ha variado hace meses-; es decir, 4 mil 423 víctimas mortales, con una tasa de mortalidad de 26,2 decesos por cada 100 mil habitantes.

En las últimas 24 horas, el tablero de situación de la pandemia de Salud Pública registró 18 fallecimientos. Además 183 nuevos contagios y únicamente 1 mil 261 hisopados, según los datos arrojados este domingo.

Hospitales a tope por COVID-19 en Guatemala

El hospital Roosevelt cuenta con un 100 por ciento de ocupación de camas de cuidados intensivos. Mientras que el hospital regional de Occidente, en el departamento de Quetzaltenango, asciende al 83 por ciento. El San Juan de Dios, en la capital, es de 75 por ciento.

En cuanto a los nosocomios temporales de campaña diseñados exclusivamente para la atención al COVID-19, donde están habilitadas 126 camas en intensivos; la Coprecovid indicó que están ocupados en un 64 por ciento, luego de que el 28 de noviembre rondará el 50 por ciento.

La cartera sanitaria y la Coprecovid admitieron el pasado jueves que, a partir de junio de 2020, hubo un exceso de mortalidad “del 40 o 50 por ciento” mayor al total de muertes por todas las causas en la misma temporalidad los dos años anteriores.

La estimación de Salud Pública y la Coprecovid, de hecho, coincide con un estudio de la Universidad de San Carlos de octubre pasado; que reveló que entre junio y agosto hubo un exceso de muerte en el país centroamericano del 41,4 por ciento -6 mil 799 fallecimientos-.

De esas casi 7 mil muertes que se presentaron en diez semanas comprendidas entre junio y agosto, 4 mil 916 estuvieron vinculadas a la COVID-19, según el estudio, con base en datos del Registro Nacional de las Personas.

Coprecovid

El pasado martes, el director de la Coprecovid, Edwin Asturias, anunció su renuncia al cargo y la desintegración de la entidad que dirigió desde julio pasado, debido a que la Universidad de Colorado donde trabaja y es profesor de infectología, pediatría y epidemiología, le solicitó “retornar a los Estados Unidos”.

Un día antes, Asturias advertía del “escalamiento lento pero sostenido que preocupa” de la COVID-19 en Guatemala y que en Panamá, por ejemplo, se vieron “obligados” a instalar un toque de queda y ley seca para contrarrestar a la pandemia.

La renuncia de Asturias será efectiva a partir del 31 de diciembre, fecha en la que también se disolverá la Coprecovid. La Comisión, detalló Asturias en su carta al presidente Giammattei, transferirá sus “competencias” al Ministerio de Salud en las semanas siguientes.

Las autoridades detectaron el 13 de marzo el primer caso de COVID-19, lo que provocó un confinamiento que se extendió hasta el 27 de julio, cuando se retiraron ciertas medidas, y que terminó definitivamente el 1 de octubre con el final del toque de queda y la apertura de bares, cines, gimnasios y deporte amateur.

EntreCultura 149

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.