Guatemala, Bolivia y Venezuela ocupan las últimas posiciones en el ranquin de países de América Latina en la lucha contra la corrupción. Uruguay y Costa Rica son quienes tienen mayor capacidad para identificar y castigar la corrupción. El estudio es por elaborado por el laboratorio de ideas Americas Society/Council of the Americas (AS/COA) y la consultora Control Risks

Estos datos son según un informe publicado este miércoles los que dibujan un “panorama heterogéneo” en la lucha contra los abusos de la gestión pública; también destaca retrocesos en México y Brasil.

Lee también: Ejecutivo solicita al Congreso la ratificación del estado de calamidad pública

Esta es la cuarta edición de un estudio que puntúa a los Estados en función de variables como la independencia de sus instituciones judiciales; la influencia del periodismo de investigación y los recursos dedicados a combatir la corrupción.

A pesar de una caída de casi el 5 % en su puntuación global, Uruguay volvió a ocupar la primera posición del índice, que ha mantenido desde 2020.

Costa Rica (7,11) registró un crecimiento general del 10 % con respecto al año anterior, superando a Chile (6,88) por primera vez en el ranquin. El país experimentó una “mejora moderada” tanto en la categoría de “capacidad legal” contra la corrupción como en la de “democracia e instituciones políticas”.

La República Dominicana fue el país que vio la mayor mejora en su puntuación (5,19) y registra una trayectoria ascendente en los dos últimos años.

Guatemala es de los últimos en la lista de países que luchan contra la corrupción

Guatemala (3,38), Bolivia (2,57) y Venezuela (1,63), que cierran el ránking, comparten problemas con la “independencia judicial”, afirmó Amaya, que destaca la “dificultad con el acceso a la información” en Venezuela.

El informe, subraya la analista de Control Risks, no pretende “avergonzar” a los gobiernos, sino “identificar dónde se están haciendo mayores esfuerzos para que los países puedan compartir buenas prácticas, viendo, por ejemplo, que en Chile y Uruguay se están haciendo las cosas bien”.