En 2024, las fuerzas de seguridad de Guatemala detuvieron a 43 ciudadanos salvadoreños por diversos delitos y deportaron a 29 de ellos al vecino país centroamericano, según informaron fuentes oficiales este lunes.

La Policía Nacional Civil guatemalteca detalló en sus canales de comunicación que 14 de los 43 salvadoreños detenidos “cumplen condena” en una prisión local, mientras al resto los deportaron para juzgarlos en El Salvador.

Lee también: La PNC realiza allanamientos en el occidente del país

La última detención de un salvadoreño tuvo lugar este lunes con el arresto de José Luis Argueta Estrada, sobre quien existía una orden de captura por parte de la Policía Internacional (Interpol) bajo cargos de violación desde 2022.

A Argueta Estrada lo arrestaron las fuerzas de seguridad guatemaltecas en el municipio de Atescatempa, del departamento de Jutiapa, 160 kilómetros al sureste de la Ciudad de Guatemala, muy cercano a la frontera con El Salvador.

Según la misma fuente, fueron “policías de la comisaría de Jutiapa” quienes llevaron a cabo la captura durante “recorridos de prevención” en el departamento, fronterizo con El Salvador.

Las detenciones de ciudadanos salvadoreños en Guatemala han registrado un aumento desde 2022, cuando el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, impuso un estado de excepción para combatir a las pandillas, con base en datos oficiales.