El Grupo de Apoyo Mutuo -GAM- expuso este miércoles que al menos 1 mil 757 linchamientos han sucedido en el país desde enero de 2008 a mayo de 2020, dejando un total de 361 personas asesinadas.

El GAM presentó los resultados de un informe de violencia por linchamientos en el contexto del COVID-19, En el que subrayó que en los primeros cinco meses de 2020 “se han producido 27 casos de linchamiento en los que 25 personas fueron gravemente heridas y lesionadas, y dos perdieron la vida”, dijo Mario Polanco, director de la organización.

Lee también: PDH condena asesinato de Domingo Choc

El defensor de derechos humanos argumentó además que “el linchamiento es consecuencia del descontento entre la población y el rechazo que hay hacia la inoperancia de las autoridades. Concretamente de la Policía Nacional Civil, el Ministerio Público y el Organismo Judicial”.

Según su análisis, “da la sensación que -las instituciones de justicia- son inoperantes y que se favorece a la delincuencia en este proceso”.

Cinco linchamientos al mes durante el 2019 y 2020

Karla Campos, coordinadora del área de Transparencia del GAM, enfatizó que Guatemala cuenta con un promedio mensual de linchamientos de cinco personas, una cifra que fue constante durante el 2019.

Mencionó que los departamentos que reportan la mayor cantidad de víctimas son Chimaltenango con seis linchamientos. Así como Guatemala, Alta Verapaz y San Marcos, con tres linchamientos en cada uno.

“Cuando observamos el mapa de linchamientos contra homicidios, se puede observar que donde se producen linchamientos no hay una fuerte cantidad de homicidios y viceversa”, dijo Campos.

El Estado debe invertir más en seguridad

El GAM concluyó en su informe que el Estado debe invertir en seguridad, pero civil, ya que “en tanto se priorice el gasto militar sobre el de seguridad, seguirá existiendo una deuda con la sociedad”.

La entidad además llamó a la sociedad a “cooperar por una forma pacífica en la búsqueda de la tranquilidad y la paz, ya que hechos violentos como los linchamientos solo reproducen una cultura de violencia”.

Según la entidad humanitaria, la cifra “podría ser más grande aún”, debido a que el estudio divulgado este miércoles se basó en publicaciones de medios de comunicación y sugirió que “los linchamientos no siempre se hacen públicos”.

Muerte de guía espiritual

El último caso reportado fue el linchamiento del médico naturista y guía espiritual, Domingo Choc, asesinado públicamente el 6 de junio pasado por una turba en la aldea Chimay en Petén.

Según diversas fuentes, una turba de no más de diez personas fue a buscar a Domingo Choc la madrugada del 6 de junio, luego de que días atrás una persona decía el nombre de este mientras agonizaba.

La Policía capturó cuatro días más tarde a cuatro presuntos implicados en el linchamiento. Ovidio Ramírez Chub, de 24 años, se identificó ante la prensa local como el hijo de la persona fallecida que mencionó al guía espiritual en su lecho de muerte, y aceptó haber preparado la gasolina utilizada en el linchamiento.

“Sí, sí. Claro que yo participé”, admitió, y agradeció a Dios por haber sido criado así por su padre, momentos antes de ser conducido por policías a la sede de una comisaría en Petén.

El 1 de julio, sin embargo, un juez de Primera Instancia de Poptún, siempre en Petén, dejó en libertad a Ramírez Chub, por, supuestamente, no haber encontrado “suficientes indicios incriminatorios” y le otorgó falta de mérito.

EntreCultura 146

Ciudades

Nacional