El corazón de K´wa está puesto en las comunidades rurales que atienden en Uspantán, Quiché. Sus niñas son su motor y prioridad. Por más de dos décadas, ellas les han enseñado el camino hacia su realidad, permitiéndoles conocer el entorno en el que viven.

Su fundadora, Anne Pascal, es responsable de todos los fondos utilizados a la fecha. Con ellos se ha atendido a las comunidades en el área rural. Desde Francia, Anne se asegura de recaudar un presupuesto anual que permite a K´wa llevar a cientos de niñas a culminar sexto grado de primaria, tercero básico o el grado diversificado.

Lee también: Cerrando ciclos, buscando salud mental

La misión de K´wa ha sido la de llevar educación. Hoy, necesitan además llevar víveres a los que más lo necesitan. (Foto: K´wa)

Han creado, además, espacios seguros, normalmente en sus escuelas, para que además puedan reunirse y generar vínculos afectivos con sus compañeras y adquirir herramientas que les permitan crear su plan de vida. Gracias a un grupo de familias francesas, ha sido posible ver a las niñas como protagonistas de sus sueños, adueñándose de caminos que prometen una oportunidad.

Sin embargo, el mundo ha cambiado para todos. La manera en que alcanzaban a las niñas ahora resulta una amenaza a su salud. Sus espacios seguros quedaron ahora en el pasado y la manera en que K´wa trabajaba tendrá que ser adaptada a lo que la crisis dicte. Las niñas de K´wa, como la mayoría de niñas en el área rural, hoy se enfrentan al gran desafío de estar fuera del sistema escolar, sin acceso a salud y muchas de ellas dentro de un entorno con riesgo de violencia.

K´wa ha contribuido a la educación de niñas en Uspantán, Quiché. (Foto: K´wa)

K´wa se reinventa apoyando a las comunidades

Esto es un nuevo reto que inspira la labor de la entidad. Se ha tenido que reestructurar la atención para cubrir las necesidades de las niñas desde una visión integral que permita puedan seguir desarrollándose en un espacio digno y seguro. Aquellas que sabemos viven en extrema pobreza, donde no llega el agua para poder prevenir un virus letal, ni electricidad para poder recibir clases en línea, donde no hay un centro de salud para acceder a medicamentos, sin embargo, hay esperanza y a ella se aferran.

Por ello, la organización K’wa ha lanzado una iniciativa de ayuda a las familias en Uspantán, Quiché. Algunas empresas se han unido y están apoyando, pero no es suficiente. Se pretende, en una primera fase, llevar al menos 700 cajas con kits de alimentos y de prevención de COVID-19. K´wa necesita de toda la ayuda posible, pues las comunidades son muy retiradas, y por el confinamiento y toque de queda, desean que las familias no pasen más necesidades de las que ya padecen.

Campaña lanzada por K´wa a la que se han sumado muchas empresas y personas. (Foto: K´wa)

Todos podemos ayudar. K´wa puso a disposición la cuenta en Banco G&T Continental No. 051-0025252-8 a nombre de K´wa, para con ello, poder adquirir los insumos que han definido servirán en las comunidades necesitadas. Ya han llevado 3 camiones con ayuda, gracias a la gran respuesta que está teniendo su convocatoria, y al prestigio y seriedad de la entidad. Puedes también contactarlos a través de sus redes sociales Facebook: kwaguatemala o Instagram: kwaguatemala

K´wa ha logrado llevar ya más de 3 camiones con ayuda humanitaria y alimentos. (Foto: K´wa)

K´wa invita a que todos estrechemos esfuerzos y demos la mano a las comunidades más lejanas de nuestra realidad. Con el apoyo económico que se brinde, se estará programando el envío de ayuda humanitaria. “¡No se olvidan los caminos recorridos, ayudemos y ayúdenos a honrar a las niñas que nos han enseñado a apreciar la vida!”, concluye comentando a PubliRuta Verónica Molina, Directora Ejecutiva de K´wa.

Visita la edición completa:

EntreCultura 156

Publicidad

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.