Un hombre y sus dos hijas perdieron la vida en un fatal accidente que se registró en el periférico de la zona 7 en la ciudad de Quetzaltenango, cuando el piloto de un bus extraurbano supuestamente perdió el control, pasándose al carril contrario donde impactó con el pickup donde viajaba la familia.

Las víctimas mortales fueron identificadas como Daniel Vinicio Puac Xec, de 27 años; y sus hijas Ashly Puac Xop, de 7, y Marta Puac Xop, de 5, cuyos cadáveres rescataron entre los hierros retorcidos del pickup donde viajaban; esto por parte de los Bomberos Voluntarios quienes tuvieron que hacer uso de equipo hidráulico, denominado “quijada de la vida”.

Lee también: Accidente vial en Veracruz deja 38 migrantes lesionados

Los socorristas trasladaron al Hospital Regional de Occidente (HRO) a Glendy Xop, de 30 años, madre y esposa de los fallecidos; también a Martha, otra niña que resulto herida, quienes presentaban múltiples heridas.

El operador de un tractor que estaba por el sector, colaboró para remover al colectivo que se encontraba sobre el pickup donde estaban las víctimas del accidente.

Agentes de la Policía Nacional Civil y de Tránsito ayudaron para rescatar a los sobrevivientes. Las autoridades confirmaron que en total fueron tres vehículos dañados en este accidente.

Los hechos del accidente en Quetzaltenango

Según los familiares, las víctimas se dirigían a la ciudad altense, provenientes de la aldea Nueva Candelaria, del municipio de San Cristóbal Totonicapán, del departamento de Totonicapán. Pocos minutos después de ingresar al periférico, los embistió una unidad del servicio extraurbano de la empresa Esmeralda, con ruta de Quetzaltenango hacía Mazatenango, y que según testigos, iba “peleando pasaje” con otra unidad. Fue cuando el piloto perdió el control, se atravesó el arriate central, arrastrando el pickup dónde iban las víctimas para luego impactar contra otro vehículo.

El Ministerio Público terminó las diligencias a eso de las 16 horas con 30 minutos. Ordenaron el traslado de los cadáveres a la morgue del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, para que los reclamaran los familiares. Los tres vehículos dañados y el bus fueron confiscados.