India confirmó la primera muerte a causa de una reacción adversa a la vacuna contra el COVID-19. La única confirmada hasta ahora por las autoridades indias tras más de 250 millones de dosis administradas en casi cinco meses.

Un hombre, de 68 años, murió por “anafilaxia” después de recibir el pasado 8 de marzo una dosis de Covishield de AstraZeneca, fabricada por el Instituto Serum de la India -SII-. Esto según un informe del comité Nacional de Eventos Adversos tras la Inmunización -AEFI- del Ministerio de Salud indio.

Lee también: La India supera las 300 mil muertes por coronavirus

La muerte es uno de los tres eventos atribuidos directamente a la vacunación contra el COVID-19. Este de entre más de 30 casos investigados, la mayoría muertes ocurridas poco después de la vacunación.

“Esta es la primera muerte en la que se ha establecido una causalidad con la vacuna resultando en una reacción de anafilaxia. Pero en comparación con las cifras generales, solo un pequeño número tuvo una reacción grave”, dijo el asesor del Comité Nacional AEFI, N.K. Arora.

Otros dos eventos de anafilaxia a causa de la vacuna se confirmaron en un hombre de 22 años, y una mujer de 21. Estas ocurrieron tras recibir una dosis de la fórmula indígena Covaxin, del laboratorio indio Bharat Biotech, y una dosis de Covishield.

[tweet https://twitter.com/eldiario/status/1404792896012828682 align=’center’]

Vacunación contra el COVID-19 en la India

La India reportó 2,7 muertes por millón de dosis de vacuna administradas y 4,8 hospitalizaciones por millón de dosis de vacuna administradas. Sin embargo “la mera notificación de muertes y hospitalizaciones como eventos adversos graves no implica automáticamente que los eventos sean causados ​​por vacunas”.

El Ministerio de Salud indio aseguró que el número de muertes reportadas después de la vacunación en el país es solo del 0,0002 % de las dosis administradas. Dicha cifra se encuentra dentro de las tasas de muerte esperadas en una población, expresó el ministerio.

“También es importante señalar que la tasa de mortalidad para personas que dan positivo para COVID-19 es de más del 1 % -…- Por lo tanto, el riesgo de morir después de la vacunación es insignificante en comparación con el riesgo de morir por la enfermedad”, señaló.

EntreCultura 162

Publicidad

Nacional

Ciudades