Un informe de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), reveló que un puesto de vacunación en Xela es insalubre; este se refiere al que operó en el Resguardo Militar del Ejército de Guatemala, en la zona 3.

La investigación surgió luego de que se recibiera una denuncia, en dicho puesto de vacunación que se inauguró el pasado 17 de julio; este dejó de funcionar el pasado 29 de septiembre.

Lee también: Consejo ordena cerrar tres parques de Xelajú para evitar aglomeraciones

En las instalaciones que se ubican sobre la 7ª avenida de la zona 3 de Quetzaltenango, llegaron cientos de personas a vacunarse contra el COVID-19; sin embargo, “no sabían era que las instalaciones eran insalubres, así lo determinó la PDH luego de una inspección que hizo tras una denuncia anónima que se presentó“, dijo Flor Gómez, delegada del magistrado de conciencia.

Para la PDH entre las anomalías figuran que las instalaciones no reunían las condiciones necesarias para funcionar como centro de vacunación.

Se detectó que no existía una planta generadora de energía, para mantener un enfriador que ayudará a que las vacunas no se afectarán; tampoco había baños para los trabajadores y visitantes

Carecía de un lugar especial para atender a las personas que pudieran presentar alguna reacción luego de recibir el biológico. El lugar estaba cerca de una calle de tierra y el viento causaba polvo.

El informe de la PDH que determina el puesto de vacunación de Xela insalubre

El informe sobre las anomalías también fue respaldada por un comunicado de los inspectores de saneamiento ambiental del Centro de Atención Permanente –CAP- de Xela; en el que resalta que “el inmueble era inapropiado, inhabitable y menos para funcionar como un centro de vacunación por lo que se solicitó a las autoridades de Salud Pública a su cierre”, dijo Flor Gómez, delegada de la PDH.

Salvador Soto, Director del CAP, informó la semana pasada que el cierre de las instalaciones porque determinaron que fuera una unidad móvil para llegar a vacunar a la población en las áreas rurales.

Sobre el informe de la PDH, explicó que todas las instalaciones son inspeccionadas y como requisito es que tengan baños para el personal y población, ya que el tiempo en que permanecen en las instalaciones no sobrepasa de las cinco horas.

EntreCultura 168

Publicidad

Nacional

Ciudades