AI City, ubicada en Chongqing, China, será una urbe donde la inteligencia artificial lo dominará casi todo.

El funcionamiento de los dispositivos será monitoreado mediante avanzados programas informáticos, capaces de ejecutar operaciones como las que realiza la mente humana.

Lee también: WhatsApp: Actualización de política de privacidad fue retrasada para evitar “confusión”

Casi todo lo que se construirá en la ciudad de AI City, ubicada dentro de la Zona de Desarrollo Industrial de Alta Tecnología de Chongqing, suroeste de China, funcionará bajo el control de la inteligencia artificial.

Desde el servicio de bomberos y los  asistentes personales, hasta los robots que servirán bebidas o café.

Esta ciudad futurista contará con oficinas, hogares, espacios públicos y vehículos autónomos.

La tecnología conocerá por anticipado las necesidades de las personas y la satisfará mediante las máquinas, dispositivos y programas informáticos.

Y, cuando una persona esté despierta, un ama de llaves virtual le seleccionará el desayuno, le propondrá un atuendo acorde con el clima y le presentará la agenda completa de ese día.

Además de ‘inteligente’, AI City será ‘sensible’, dado que incorporará sensores y dispositivos conectados a redes wifi.

Cloud Valley es el corazón de Al City

AI City contará con los últimos avances en Internet de las cosas, robótica, redes y Big Data.

Se construirá en Chongqing, una colosal urbe en expansión que está atravesada por ríos y montañas.

En su centro se incluirá el sector Cloud Valley de 135 mil metros cuadrados, que alojará el centro de Ciencia y Tecnología de Terminus Group, una compañía china especializada en servicios inteligentes.

This slideshow requires JavaScript.

El edificio de la montaña y el valle de Al City

La propuesta de BIG para Cloud Valley se ha concebido como dos parcelas a lo largo de las avenidas Xinshou Avenue y Gaoxin Avenue, que imitan mediante recursos arquitectónicos y urbanísticos a dos relieves terrestres diferentes pero complementarios:  una elevación cóncava, montaña y una depresión convexa, valle.

“Como un hermano y una hermana, las dos tramas arquitectónicas proyectadas imitan los opuestos entre sí”, señala Bjarke Ingels, fundador y director creativo de BIG.

Por un lado está la parcela de la ‘Montaña’, que forma un hito llamativo en el área y da cobijo a una red protegida de patios con funciones públicas y atractivas y, por otra, está la parcela del ‘Valle’, que al igual que la anterior incluye tejados verdes cubiertos de vegetación, siendo en este caso de acceso público y los más grandes de China para eventos al aire libre, según BIG.

Debajo del techo, el espacio de estos edificios se abre al público circundante para invitar a los visitantes a este nuevo vecindario.

Al estar AI City asentada entre las montañas, las grandiosas formaciones de nubes protegerán  al edificio de Cloud Valley de la exposición directa al sol y crearán una condición de atmósfera especial que permitirá que los diseños de las fachadas sean más transparentes de lo habitual, según BIG.

“Cloud Valley es el primer proyecto emblemático en una zona de alta tecnología que se convertirá en un nuevo centro de innovación para China”, destaca el arquitecto Bjarke Ingels.

EntreCultura 152

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.