La Procuraduría General de República Dominicana está investigando los supuestos vínculos de un hermano del expresidente Danilo Medina, Alexis Medina, quien está en prisión por presunta corrupción, con políticos de Guatemala; entre ellos el presidente Alejandro Giammattei.

Los supuestos vínculos figuran en el expediente judicial presentado por la PGR en contra de Alexis Medina, al que tuvo acceso hoy Efe; a quien se le acusa de encabezar una supuesta red de corrupción.

Lee también: Corte IDH condena a Guatemala por caso Los Josefinos

El expediente indica que Medina almorzó con Giammattei a finales de octubre de 2019; tres meses antes de la investidura del mandatario guatemalteco, en un restaurante de Punta Cana, este de la República Dominicana; esto con el “interés de hacer negocios” supuestamente ilegales en Guatemala.

En el encuentro, según la acusación de 3 mil 445 páginas y que involucra a otras 26 personas, participaron los administradores del parque Wonder Island Park; que Alexis Medina tiene en Punta Cana con el excandidato a la Presidencia de Guatemala Manuel Baldizón, preso en EE.UU por lavado de dinero.

Ambos “han hecho múltiples negocios vinculados al sector combustible, compras en China y adquisición de inmuebles en República Dominicana”, agregó el informe.

En la fotografía se observa a Miguel Martínez, ex jefe del Centro de Gobierno, en una reunión privada del presidente de República Dominicana, Danilo Medina, con Alejandro Giammattei, celebrada el 1 de noviembre de 2019 (Foto: Twitter)

La acusación de la PGR que involucra a Alejandro Giammattei

El Ministerio Público acusa a Alexis Medina de dirigir una red que logró sustraer 4 mil 796 millones de pesos (más de 82 millones de dólares) de los fondos públicos; esto al obtener contratos millonarios con diversas instituciones del Estado practicando el tráfico de influencias durante la gestión de Danilo Medina (2012-2020).

Alexis Medina “pretendía replicar” ese modelo de “licitaciones ilícitas” en Guatemala “con apoyos de poderosos sectores políticos” de esa nación, que han sido identificados por la investigación, pero cuyos nombres no son revelados en el expediente “por razones de estrategia de investigación”, agrega la acusación.

En ese sentido, se ha “solicitado cooperación jurídica internacional a los fines de investigar el alcance de las implicaciones de la sociedad” fuera del territorio nacional, añade.

La Procuraduría afirma que la supuesta red obtuvo contratos ilegales con el Estado; beneficiándose de “acciones y omisiones” por parte de Danilo Medina, aunque por el momento no ha presentado cargos contra el expresidente.