Irán tomó una posición dura para volver al acuerdo nuclear condicionando que Estados Unidos levante primero todas las sanciones impuestas.

Las presiones y los llamamientos a la vuelta a la diplomacia han coincidido con el ultimátum fijado por Irán para el próximo martes, cuando limitará las inspecciones internacionales a sus instalaciones atómicas.

Lee también: Se reportan más de 100 mil muertos en África por la segunda ola de COVID-19

“EE.UU. levanta incondicional y eficazmente todas las sanciones impuestas, reimpuestas o etiquetadas nuevamente por Trump”, subrayó el jefe de la diplomacia de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

Una vez que Washington dé ese primer paso, llegará el turno de Irán. Dijo Zarif aludiendo al incumplimiento por parte de Teherán de sus obligaciones bajo el pacto nuclear.

El ministro iraní de Exteriores enfatizó que se trata de un proceso “simple”: “Comprometerse, actuar y reunirse”, rebajando las esperanzas a unas conversaciones inmediatas para solventar la crisis nuclear.

Así respondió hoy Zarif al comunicado emitido la víspera por el Departamento de Estado estadounidense; que indicó que EE.UU. aceptaría una invitación para hablar de la “vía diplomática sobre el programa nuclear de Irán”.

También minimizó las expectativas a una pronta solución el portavoz de Exteriores, Said Jatibzadeh. Quien recordó que Trump abandonó la sala de negociaciones del pacto, conocido como JCPOA en sus siglas en inglés, y “trató de hacerla explotar”.

El JCPOA fue suscrito entre Irán y el llamado grupo 5+1 -EEUU, Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania- para limitar el programa nuclear iraní a cambio del alivio de las sanciones internacionales.

El secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, recordó ayer que, tal y como dijo Biden; “si Irán vuelve al pleno respeto de sus compromisos, Estados Unidos hará lo mismo. Y está preparado para emprender discusiones con Irán para conseguirlo”.

EntreCultura 168

Publicidad

Nacional

Ciudades