La adicción a los videojuegos afecta el bienestar mental y físico  | CRN Noticias
Contáctanos

Salud, moda y familia

La adicción a los videojuegos afecta el bienestar mental y físico 

Publicado

el

Preguntas y respuestas de Mayo Clinic

ESTIMADA MAYO CLINIC:

¿Qué significa adicción a los videojuegos? ¿Cómo se puede saber que un niño padece la afección y no solamente es de ese tipo de personas que disfruta con los videojuegos?

RESPUESTA:

La adicción a los videojuegos va más allá de sentir pasión por los juegos de video. Es un patrón de comportamiento adictivo en el cual jugar digitalmente o por video es la máxima prioridad en la vida de la persona. La adicción a los videojuegos interfiere con la rutina diaria de la persona y afecta el bienestar mental y físico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de reconocer a la adicción a los videojuegos como una enfermedad mental. El manual de diagnóstico de la Asociación Americana de Psiquiatría no lo considera un trastorno oficial, pero recomienda estudiar más la adicción a los videojuegos. Los síntomas, según la OMS, incluyen una alteración de la capacidad de controlar el juego, una prevalencia del juego sobre otros intereses y actividades hasta el punto que deriva en malestar o funcionamiento alterado y un comportamiento lúdico continuo pese a consecuencias negativas.

Existen varias señales de alarma que se pueden buscar ante la inquietud de que un niño padezca una adicción a los videojuegos. ¿Se ha retraído su hijo de los deportes, clubes u otras actividades que no implican juegos de video? ¿Interactúa su hijo principalmente con otros miembros de la comunidad electrónica de juegos de video? ¿Disminuye el rendimiento académico de su hijo mientras el interés por los juegos aumenta? ¿Ocupa el juego la mayor parte del tiempo libre de su hijo? ¿Alteran los juegos de video los patrones de sueño de su hijo? Si respondió afirmativamente a cualquiera de estas preguntas, entonces, es posible que su hijo esté desarrollando una adicción a los videojuegos.

Preste también atención a las reacciones emocionales de su hijo cuando no puede participar en esos juegos de video. La persona adicta a los videojuegos, por lo general, se pone sumamente enojada, ansiosa o alterada al pensar en que debe alejarse de los juegos de video durante más de un breve período de tiempo. Debido a que se trata de un trastorno adictivo, es difícil para quienes tienen la adicción a los videojuegos reducir la cantidad de tiempo que invierten en ellos. Cuando se les confronta acerca del tiempo perdido en el juego, las personas en esa situación no suelen admitir que necesitan reducir el tiempo de juego y muchos insisten en que su comportamiento es normal.

Es importante también anotar que la adicción a los videojuegos puede afectar significativamente la salud física. Debido a la naturaleza sedentaria de la mayoría de los juegos de video, las personas con adicción a los videojuegos tiende a hacer poca actividad física, lo cual conlleva el riesgo de aumentar el índice de masa corporal. El resultado de dicho aumento puede ser obesidad, presión arterial alta, problemas hepáticos y diabetes tipo 2. Las personas que han desarrollado esta adicción normalmente no toman medidas para afrontar esos problemas de salud.

Tome nota de las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría: los niños menos de 18 o 24 meses no deben usar medios de comunicación social, a menos que sea para videoconferencias; en los niños de 2 a 5 años, se debe limitar el tiempo frente a una pantalla a no más de una hora diaria y de algún programa de buena calidad; y, a medida que el niño crece, la idea de que algo puede ajustarse a todos no funciona muy bien y usted tendrá que decir cuántos medios de comunicación social permite que el niño use a diario y los tipos adecuados.

Si le preocupa una adicción al juego en su hijo, haga una cita con el proveedor de atención médica. El profesional puede evaluar la situación, darle guía y, en caso necesario, remitirle a un profesional de la salud mental.

Si cree que el comportamiento de su hijo no llega al nivel de una adicción a los videojuegos, pero considera que le beneficiaría disminuir el tiempo que pasa frente a una pantalla, intente lo siguiente: establezca en la casa momentos libres de tecnología durante las comidas, por ejemplo, o actividades y excursiones familiares específicas. Asegúrese que todos, incluidos los adultos, se alejen de las pantallas durante esos períodos. Saque las pantallas de los dormitorios. Fije límites y toques de queda diarios y semanales para el tiempo que se puede pasar frente a una pantalla y haga que se cumplan. Por ejemplo, diga que se apagan todos los dispositivos y pantallas una hora antes de acostarse y cargue los dispositivos fuera de los dormitorios por la noche.

Mantenga una conversación con la familia acerca de del tiempo que pasan frente a una pantalla en casa, tomando en cuenta los valores y las prioridades familiares. Hable sobre la importancia de poner límites y el beneficio de hacer actividades que no implican dispositivos electrónicos ni juegos de video, como leer, hacer deporte o conversar animadamente cara a cara. Recuérdeles a sus hijos que aprender maneras positivas de conectarse y desconectarse de las pantallas y de los juegos de video puede, en general, ayudarles a proteger su seguridad y salud.

Dra. Angela Mattke, Medicina para Niños y Adolescentes de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

 

Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Salud, moda y familia

Descubren que 21 cereales de desayuno contienen sustancia cancerígena

Publicado

el

Por

Un nuevo estudio ha revelado que 21 cereales y barras de snacks populares entre los niños contienen la misma sustancia química causante de cáncer que se encuentra en algunos herbicidas.

La investigación, llevada a cabo por la organización Environmental Working Group (EWG), afirma que los productos producidos por marcas como Nature Valley y Cheerios contienen “niveles preocupantes de glifosato”.

En 2015, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), parte de la Organización Mundial de la Salud, concluyó que el glifosato probablemente es cancerígeno. Dos años más tarde, el químico fue clasificado como un “carcinógeno conocido” por la Oficina de Evaluación de Riesgos para la Salud Ambiental de California.

Además, el glifosato se ha hecho tristemente famoso por las demandas que ha tenido que afrontar la empresa Bayer (BAYN) por personas que han padecido cáncer por el uso del herbicida Roundup, elaborado con ese componente. De hecho, la compañía ha sido condenada recientemente a pagar una indemnización histórica de más de 2.000 millones de dólares a una pareja de estadounidenses enfermos de un cáncer que atribuyen a Roundup.

Marcas afectadas

Los productos de avena fuente del estudio fueron fabricados por General Mills (GIS), incluidas varias variedades Cheerios y productos de Nature Valley. Puedes ver la lista completa aquí.

Si bien EWG dijo que encontró el químico en todos los cereales y snacks estudiados, 16 mostraron niveles de glifosato superiores a 160 partes por billón (PPB), que es límite que los científicos consideran seguro para los niños.

De entre los productos analizados, el Honey Nut Cheerios Medley Crunch fue el que mostró los niveles más altos de la sustancia química, con 833 PPB. La variedad estándar de Cheerios incluía 729 PPB de glifosato.

La Agencia de Protección Ambiental de EEUU, sin embargo, tiene una tolerancia mucho mayor al glifosato en los cultivos, lo que permite niveles que van desde 0,1 a 310 PPB.

“Como muestran estas últimas pruebas, una caja de Cheerios u otros alimentos a base de avena en los estantes de las tiendas de hoy casi con seguridad viene con una dosis de un herbicida causante de cáncer”, dijo Olga Naidenko, vicepresidenta de investigaciones científicas del EWG, en un comunicado.

En un correo electrónico a CBS News, General Mills dijo que la seguridad de los alimentos es una de las principales prioridad para la empresa y, aunque “la mayoría de los cultivos usan algún tipo de pesticida y en la mayoría de los alimentos que comemos se encuentran cantidades importantes”, están trabajando para minimizar el uso de pesticidas en los ingredientes utilizados en sus productos. También aseguraron que sus productos cumplen con los niveles de glifosato establecidos por los organismos reguladores estadounidenses.

Campaña contra el pesticida

El glifosato se usa generalmente como herbicida en cultivos modificados genéticamente y se usa en cereales para acelerar el tiempo de secado de los cultivos para que puedan cosecharse.

El EWG está instando a los consumidores a que unan a las más de 236.000 personas que han firmado una petición para solicitar que el producto químico se retire de los alimentos. [Yahoo]

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

Medicamento podría dar nuevas esperanzas a enfermos de cáncer

Publicado

el

Por

Barcelona -. Vall d’Hebron Instituto de Oncología en Barcelona trabaja en el desarrollo del fármaco MSC-1 que combate a la proteína LIF en el organismo de las personas, que juega un papel importante en varios tipos de cáncer.

Según Joan Seoane, director del centro de investigación, el medicamento bloquea esta proteína y permite al sistema inmunitario enfrentar al cáncer, especialmente en el páncreas, cerebro y pulmón.

Actualmente 40 pacientes son medicados, a modo de prueba, en Barcelona, Toronto y Nueva York, aunque Seoane cree que pasarán algunos años antes de poder generalizar el uso del fármaco. [CNN]

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

Dormir con la luz y TV prendida te hace subir de peso, revela estudio

Publicado

el

Por

Los científicos han advertido que quedarse dormido con la luz o la TV encendida podría conducir a la obesidad porque confunde al reloj biológico.

Un estudio encontró que quienes están expuestos a luz artificial de cualquier tipo en las noches, tienen un 17 por ciento más de probabilidades de ganar peso, informó Daily Mail.

Los investigadores creen que esto se debe a que se interrumpe el sueño, lo que tiene un efecto sobre el equilibrio hormonal y hace que las personas busquen alimentos.

Los expertos dijeron que los hallazgos tenían “perfecto sentido” y se suman a la creciente evidencia contra la iluminación artificial en el período previo a dormir.

El estudio, realizado por el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental de Carolina del Norte, incluyó a casi 44 mil mujeres inscritas en el grupo de estudio.

Los autores dijeron que esto podría deberse a que la falta de sueño cambia las hormonas que regulan el apetito.

Además de esto, un sueño más corto simplemente significa más tiempo despierto, y por lo tanto más tiempo para comer alimentos.

Los investigadores, dirigidos por el doctor Yong-Moon Mark Park, señalaron rápidamente que la exposición a la luz artificial en la noche puede reflejar comportamientos poco saludables, como una dieta poco saludable, un estilo de vida sedentario o estrés, y una desventaja socioeconómica.

No se pueden extraer inferencias ocasionales de estos resultados y se necesitan más estudios para examinar esta asociación.

Pero reducir la exposición a la luz artificial durante la noche mientras se duerme podría considerarse en las intervenciones de prevención de la obesidad, dijeron los autores. [Vanguardia MX]

Continuar Leyendo

Tendencia