Científicos del Hospital Universitario de Lausana y de la Escuela Politécnica Federal de esa ciudad suiza (EPFL) anunciaron el descubrimiento de un anticuerpo monoclonal capaz de neutralizar todas las variantes de COVID-19, incluida la Delta.

El hallazgo científico, publicado en la revista especializada “Cell Reports”, se ha logrado aislando linfocitos de pacientes con COVID-19.

Lee también: Inicia la construcción del hospital permanente de COVID-19 en Huehuetenango

El anticuerpo es “uno de los más potentes hasta ahora identificados contra el coronavirus SARS-CoV-2”, destacó EPFL en un comunicado.

Según explicó, el anticuerpo bloquea las proteínas de pico (que dan al virus su característica forma de “corona”). Con ello impide que infecten células pulmonares; esto detiene el proceso de réplica vírico y permite al sistema inmunológico del paciente eliminar el coronavirus del cuerpo.

Un anticuerpo más duradero contra el COVID-19

Los científicos aseguran además que el nuevo anticuerpo monoclonal es más duradero; ya que brinda protección para alrededor de seis meses, frente a las tres o cuatro semanas de otros anticuerpos.

“Ello lo convierte en un tratamiento preventivo interesante para individuos no vacunados en riesgo. O para personas vacunadas que no han podido producir una respuesta inmune”; así señaló el comunicado de la universidad helvética.

Pacientes inmunocomprometidos, receptores de un órgano trasplantado o pacientes de determinados tipos de cáncer podrían quedar protegidos; esto si reciben dos o tres veces al año inyecciones del anticuerpo descubierto, vaticinaron los expertos de EPFL.

Los ensayos clínicos de un fármaco basado en estos anticuerpos empezarán a finales de 2022.

EntreCultura 168

Publicidad

Nacional

Ciudades