Unas horas después de que Argentina aprobara este miércoles un proyecto impulsado por el Gobierno que permite acceder libremente al aborto hasta la semana 14 de gestación, la Iglesia Católica argentina dijo que “continuará trabajando con firmeza y pasión en el cuidado y el servicio a la vida” y advirtió que la ley ahondará “aún más” las divisiones en el país.

“La Iglesia en la Argentina quiere ratificar junto a hermanos y hermanas de distintos credos y también a muchos no creyentes, que continuará trabajando con firmeza y pasión en el cuidado y el servicio a la vida”, señala un comunicado de la Conferencia Episcopal Argentina.

Lee también: Argentina aprueba el aborto y supera décadas de luchas e intentos frustrados

“Esta ley votada ahondará aún más las divisiones en nuestro país. Lamentamos profundamente la lejanía de parte de la dirigencia del sentir del pueblo. El cual se ha expresado de diversas maneras a favor de la vida a lo largo y a lo ancho de nuestra Patria”. Advirtió la misiva firmada por monseñor Oscar Ojea, cardenal Mario Poli, monseñor Marcelo Colombo y monseñor Carlos Malfa.

“Tenemos la certeza de que nuestro pueblo seguirá eligiendo siempre toda la vida y todas las vidas”, agregó.

Y se comprometió a seguir trabajando por “las auténticas prioridades que requieren urgente atención en nuestro país”.

Esas prioridades son “los niños y niñas que viven en la pobreza en cantidad cada vez más alarmante; el abandono de la escolaridad por parte de muchos de ellos, la apremiante pandemia del hambre y la desocupación que afecta a numerosas familias. Así como la dramática situación de los jubilados, que en estas horas podrían verse vulnerados en sus derechos una vez más”.

El Papa es argentino

La Iglesia, que realiza una labor social importante de apoyo en los barrios vulnerables, recordó que mientras el Senado aprobaba la interrupción voluntaria del embarazo, en la Cámara de Diputados se deterioraba la fórmula de actualización de las jubilaciones; en referencia a otra ley aprobada en las últimas horas con la que el Gobierno instaura un nuevo índice para calcular las pensiones.

La Conferencia Episcopal de Argentina, país del papa Francisco, compartió luego la Catequesis del pontífice ofrecida en Audiencia General este miércoles desde el Palacio Apostólico de la Santa Sede, La oración de acción de gracias: “Hemos sido pensados antes de que aprendiéramos a pensar; hemos sido amados antes de que aprendiéramos a amar”, dijo en su mensaje escrito.

Ayer, horas antes del arranque del debate en el Senado, el Papa había difundido un mensaje en sus redes sociales en el que advirtió:

“Toda persona descartada es un hijo de Dios”.

Hoy la Conferencia Episcopal “abraza” a los argentinos y “diputados y senadores que valientemente se han manifestado a favor del cuidado de la vida”.

“Defenderla siempre, sin claudicaciones, nos hará capaces de construir una Nación justa y solidaria; donde nadie sea descartado y en la que se pueda vivir una verdadera cultura del encuentro”, concluyó.

EntreCultura 168

Publicidad

Nacional

Ciudades