El toque de queda que prohibía la vida nocturna en Guatemala culminó ayer jueves; tras más de un semestre de confinamiento por la COVID-19, que ha provocado la muerte en el país de al menos 3 mil 261 personas.

La medida fue impuesta por el Gobierno el 22 de marzo ante la expansión del COVID-19 y culminó ayer.

Lee también: Guatemala dicta estado de prevención por el ingreso ilegal de la caravana de hondureños

Hasta el pasado miércoles, los 16 millones de guatemaltecos tenían prohibido salir después de las nueve de la noche; salvo emergencias o permisos especiales, en un toque de queda que se extendía hasta las cuatro de la mañana.

Junto a la suspensión del toque de queda también se habilitó la reapertura de cines, gimnasios y conciertos, ademas de permitir el deporte amateur.

La liberación del confinamiento por el COVID-19 no produjo mayores cambios durante el día en el comportamiento de la población; salvo el congestionamiento vehicular de acuerdo a diversas fuentes municipales.

Guatemala contabiliza hasta la fecha 92 mil 409 casos del coronavirus y 3 mil 261 muertes debido a la enfermedad; esta ha sido la mayor cantidad de fallecidos en Centroamérica.

Fin al toque de queda en Guatemala

La decisión del final del confinamiento fue oficializada con el Acuerdo Ministerial 229-2020 y significa la suspensión de la mayoría de prohibiciones establecidas por el Gobierno de Guatemala en marzo pasado.

Según datos oficiales, de los 3 mil 261 fallecidos por coronavirus en Guatemala el 70 % son hombres, un 27 % son mujeres y un 3 % sin determinar.

Las autoridades han advertido que esperan una segunda ola de contagios debido a la apertura del país, aunque han señalado que desconocen cuál podría ser la magnitud de la misma.

 

EntreCultura 168

Publicidad

Nacional

Ciudades