El presidente del Barcelona, Joan Laporta, aseguró que la confianza en el técnico Xavi Hernández y en los jugadores “está intacta”. Esto después del empate ante el Inter de Milán (3-3) que dejó al equipo azulgrana al borde de la eliminación de la Liga de Campeones.

En una entrevista con BarçaTV, Laporta valoró la situación de la primera plantilla azulgrana tras el último tropiezo europeo. Laporta habló a dos días del clásico del próximo domingo en el Santiago Bernabéu, donde opinó que el equipo que pierda “saldrá tocado”.

Lee también: Subastan el balón con los que Maradona anotó los memorables goles ante Inglaterra en México 86

“No esperaba estar así a estas alturas de temporada”, reconoció en referencia a la situación del Barça en la Liga de Campeones. Pero instó a los jugadores a centrarse en LaLiga antes del partido del próximo 26 de octubre contra el Bayern de Múnich en el Camp Nou.

No obstante, el presidente del Barça mantiene la “confianza” en el equipo y en el cuerpo técnico, “Es un equipo en construcción y hay que hacer ajustes. La confianza está intacta, en Xavi y en los jugadores, que son muy buenos”.

En este sentido, insistió en que el proyecto liderado por Xavi “irá a mejor” y “dará muchos éxitos” con vistas al futuro.

Y reveló Laporta una escena que vivió con Xavi tras el partido contra el Inter: “Tengo por costumbre bajar al vestuario, lo vi triste, tocado y dolido, y eso también me afectó. A él lo vi tocado, pero Xavi tiene una virtud que cuando hay una situación complicada inmediatamente es positivo”.

Laporta habla del clásico contra el Real Madrid

Por ello, se mostró optimista con vistas el partido del próximo domingo contra el Real Madrid en el que espera que los jugadores se levanten del último tropiezo europeo.

“Es un partido de aquellos divertidos de jugar, he tenido la suerte de coincidir en grandes partidos del Barça. Es una gran oportunidad para este equipo de reivindicarse”, agregó Laporta, quien no descartó refuerzos en el próximo mercado de invierno.

En la entrevista, explicó que su relación con los capitanes, cuestionados tras el último encuentro europeo, “es buena” y puntualizó que tiene “confianza” para hablar “de todo” con ellos.

Por último, el máximo mandatario del Barcelona no quiso hablar sobre un eventual regreso del argentino Leo Messi, actualmente en las filas del Paris Saint-Germain, de quien sí dijo que el club realizará en el futuro “algo para reconocer el que ha sido el mejor jugador de la historia” del Barça.

“Él es jugador del PSG y no haríamos ningún favor a nadie (hablando sobre su posible regreso) y hay que respetarlo”, concluyó.