Lentes de contacto: qué debes saber antes de comprar | CRN Noticias
Contáctanos

Salud, moda y familia

Lentes de contacto: qué debes saber antes de comprar

¿Te preguntas cuál es el mejor tipo de lente de contacto para tu problema en la vista, estilo de vida o presupuesto? Compara las ventajas y las desventajas de los tipos específicos de lentes de contacto.

Publicado

el

Escrito por el personal de Mayo Clinic.

Los lentes de contacto nunca fueron tan versátiles. Comprende las ventajas y las desventajas de los tipos comunes de lentes de contacto y las reglas básicas para evitar infecciones oculares.

Lentes de contacto blandos

Los lentes de contacto blandos son las que se recetan con más frecuencia y sirven para corregir varios problemas de la vista, entre ellos:

  • Miopía
  • Hipermetropía
  • Visión borrosa (astigmatismo)
  • Pérdida de la visión de cerca por la edad (presbicia)

Los lentes de contacto blandos son cómodos y más fáciles de adaptar que los lentes rígidos permeables al gas. Los lentes de contacto blandos vienen en varios tipos, tales como:

  • Lentes de uso diario. Los lentes de uso diario se retiran y desechan todas las noches. Existen otras opciones, como los lentes que se desechan cada dos semanas, los lentes que se desechan mensualmente y, para determinadas graduaciones, los lentes que se desechan trimestralmente. Por lo general, hay que quitarse estos lentes todas las noches para limpiarlos y desinfectarlos.
  • Lentes de uso nocturno (extendido). Algunos lentes de contacto blandos pueden usarse hasta 30 días seguidos e incluso al dormir. Sin embargo, usar los lentes de contacto de esta manera puede causar complicaciones, como la acumulación de residuos debajo del lente, problemas corneales o infecciones oculares graves.

Lentes de contacto rígidos permeables al gas

Los lentes rígidos permeables al gas permiten ver clara y nítidamente a las personas con la mayoría de los problemas de la visión. Estos lentes de contacto pueden ser útiles cuando ya se probó con lentes de contacto blandos, pero los resultados no fueron satisfactorios o hay “ojos secos”.

Los lentes de contacto rígidos permeables al gas son más duraderos que los lentes de contacto blandos y son más respirables, ya que permiten que ingrese mayor oxígeno a la córnea. Estos lentes de contacto deben quitarse por la noche para limpieza y desinfección, aunque hay algunos que se pueden usar durante una semana o incluso 30 días seguidos.

Adaptarse a los lentes de contacto rígidos permeables al gas puede llevar unos días o hasta unas semanas, pero si tu graduación no cambia y los cuidas adecuadamente, puedes usar el mismo par durante dos o tres años.

Lentes de contacto especiales

Según tus necesidades de visión, podrías considerar lentes de contacto especiales, como los siguientes:

  • Lentes de contacto híbridos. Los lentes de contacto híbridos tienen un centro rígido permeable al gas rodeado por un anillo exterior blando. Pueden corregir la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la pérdida de la visión de cerca por la edad, así como también la curvatura irregular de la córnea (queratocono). De igual manera, pueden ser más cómodos de usar que los lentes permeables al gas tradicionales.
  • Lentes de contacto multifocales. Estos lentes se fabrican con varios materiales y pueden corregir la miopía, la hipermetropía y la presbicia al mismo tiempo.
  • Lentes de contacto con matices de colores. Los lentes de contacto pueden tener matices de colores para fines cosméticos o terapéuticos. Los matices de colores pueden mejorar la percepción del color y compensar el daltonismo, por ejemplo.
  • Lentes de contacto para apoyo escleral. Estos lentes rígidos permeables al gas son más grandes que la mayoría y se extienden hasta la capa externa blanca del globo ocular (esclerótica). Pueden ayudar a corregir la visión cuando la córnea es irregular o distorsionada.
  • Ortoqueratología. Estos lentes rígidos permeables y especiales se usan mientras duermes para modificar temporalmente la curvatura de la córnea y, de esa manera, aclararte la visión cuando estés despierto.
  • Recubrimientos de lentes de contacto. Este tratamiento hace que la superficie del lente sea resbaladiza y más resistente a las bacterias que se adhieren a ella. El recubrimiento puede aplicarse a los lentes de contacto blandos y rígidos permeables al gas.

Adaptación correcta para los lentes de contacto

Antes de adquirir lentes de contacto, acude al oftalmólogo para que te realice un examen completo de la vista y te ayude con la adaptación. Es posible que necesites un examen de seguimiento después de una semana, un mes, seis meses y luego una vez cada uno o dos años.

Cómo evitar complicaciones

Usar lentes de contacto puede causar problemas que van desde molestias hasta infecciones graves. Para prevenir problemas:

  • Practica buenos hábitos de higiene. Antes de manipular los lentes de contacto, lávate las manos con agua y jabón, enjuágalas y sécalas con una toalla sin pelusas.
  • Minimiza el contacto con el agua y la saliva. Quítate los lentes de contacto antes de nadar o meterte en una tina caliente. No te metas los lentes a la boca para humedecerlos.
  • Ten cuidado con las soluciones para lentes de contacto. Usa únicamente productos estériles de preparación comercial y fabricados para tu tipo de lentes de contacto. Desecha la solución del estuche para lentes de contacto cada vez que los desinfectes y guardes. Frota y enjuaga con suavidad los lentes, según te lo indicó el médico. No uses una solución para lentes de contacto que esté vencida.
  • Reemplaza los lentes de contacto y los estuches como se recomienda. Sigue las pautas del fabricante para reemplazar los lentes de contacto. Cada vez que termines de usar el estuche, límpialo y enjuágalo con solución estéril para lentes de contacto, no con agua del grifo. Puedes voltear el estuche al revés para secarlo al aire y escurrir cualquier solución restante. Reemplaza el estuche cada tres meses.
  • No uses lentes de contacto de venta libre. Estos lentes pueden causar lesiones e infecciones en los ojos. Si te interesan los lentes de contacto decorativos, habla con tu oftalmólogo.

Incluso con el uso y cuidado adecuados, el síndrome del ojo seco puede ser un problema para los usuarios de lentes de contacto. Si te pican los ojos o se enrojecen, quítate los lentes de contacto y aplícate gotas lubricantes para los ojos.

Si la vista se vuelve borrosa, te duele el ojo o tienes sensibilidad extrema a la luz, consulta al oftalmólogo para tratarlo de inmediato.

Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Salud, moda y familia

Esta es la edad a la que serás más infeliz

Publicado

el

Por

La mediana edad o edad madura es deprimente, según un nuevo estudio económico que indica que los 47,2 años es el momento de máxima infelicidad en el mundo desarrollado. (más…)

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

Nuevo estudio descubre que hacer ejercicio es bueno para el cerebro

Publicado

el

Por

El ejercicio cardiorrespiratorio, o sea, caminar rápido, correr, andar en bicicleta y prácticamente todo otro tipo de ejercicio que hace trabajar al corazón, es bueno para el cuerpo; pero ¿puede también ralentizar los cambios cognitivos en el cerebro? (más…)

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

Consejos prácticos para la acidez estomacal

Publicado

el

Por

Tener acidez estomacal ocasionalmente es algo común para muchas personas. Las molestias pueden controlarse tomando medicamentos, regulando el tipo de comida que se ingiere e implementado otros cambios en el estilo de vida.

“La acidez estomacal y la regurgitación son los dos síntomas distintivos de la enfermedad de reflujo gastroesofágico”, dice el Dr. Jeffrey Alexander, gastroenterólogo de Mayo Clinic.

La acidez estomacal es un dolor que se siente bajo el esternón, por lo general, después de comer.

“Algunas personas sienten ardor, a diferencia de otras que solo sienten presión o como si tuviesen un elefante en el pecho”, anota el Dr. Alexander.

La regurgitación es aquella sensación de que el líquido regresa desde el estómago al pecho y, a veces, a la boca.

El tratamiento empieza con ajustes básicos al estilo de vida.

“Hay que evitar comer en exceso, que es el principal detonante, y no recostarse después de comer”, aconseja el Dr. Alexander.

La comida picante y otras cosas, como el chocolate y la menta, también causan problemas.

Un segundo paso es tomar medicamentos de venta libre. “Puede ser un antiácido, como Maalox o Tums, que funcionan bastante rápido”, añade el Dr. Alexander.

Puede también optar por una alternativa más duradera, como un bloqueador H2. Si la acidez estomacal y el reflujo ácido son problemas frecuentes, quizás deba probar un inhibidor de la bomba de protones, el cual puede reducir la producción de ácido en el estómago por hasta 24 horas.

Cuando los tratamientos de venta libre no funcionan, hay que consultar al proveedor de atención médica y, posiblemente, se necesite un tratamiento de venta bajo prescripción y otros análisis.

Continuar Leyendo

Tendencia