Durante el último fin de semana, las autoridades del Centro de Atención Permanente (CAP) determinaron varios casos de COVID-19; la mayoría en niños menores de 10 años, esto pese a que Xela está en alerta verde del Semáforo del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS).

Este incremento de casos ha causado alerta nuevamente en las autoridades ante un posible rebrote de contagios de COVID-19 en Quetzaltenango.

Lee también: Payasos cumplen tres semanas desaparecidos en Guatemala

Desde el viernes hasta el domingo último en el CAP se conocieron 33 casos positivos de Covid-19, la mayoría en niños de 10 años. Anteriormente se registraron 15 casos.

Salvador Soto, Director del CAP, dijo que el domingo se registraron 12 casos positivos por lo que hizo un llamado a los padres de familia para mantener las medidas de precaución porque los casos habían descendido significativamente, pero ahora es todo lo contrario.

Soto dijo que a pesar de que Xela está en color verde del Semáforo de COVID-19, será necesario continuar con el uso de la mascarilla; además, lavarse constantemente las manos y mantener un distanciamiento prudencial para evitar cualquier contagio y que los casos vuelvan a repercutir.

También aseguró que se hacen las investigaciones para determinar de dónde provienen los niños que fueron detectados como positivos.

El semáforo de actualización del COVID-19 marca a Quetzaltenango en verde

En la actualización del tablero para los próximos 15 días sitúa a 233 localidades en amarillo y 99 en naranja. En tanto las cabeceras de San Marcos, Quetzaltenango y San José Pinula en el departamento de Guatemala, están en verde; sin embargo, los casos se han revivido en Xela.

En rojo ahora están cinco municipios en lugar de uno como se reportó anteriormente por parte del MSPAS y se ha obligado al uso de la mascarilla tanto en espacios públicos como cerrados, además de cuidar el distanciamiento de 1,5 metros entre personas como establecen los protocolos publicados por la cartera sanitaria.