Los cuerpos de dos hermanas migrantes fallecidas entre el 18 y 19 de junio pasado en la frontera entre México y Estados Unidos llegaron a Guatemala. 

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó en un comunicado en la madrugada de este lunes que las hermanas llegaron. Los cuerpos arribaron al país al final del domingo vía aérea, procedentes de Estados Unidos.

Lee también: Maestra muere en accidente de tránsito en Retalhuleu

Las mujeres repatriadas son Manuela Griselda y Carla Catarina Carac Tambriz, de 19 y 24 años, respectivamente. “Perdieron la vida al tratar de ingresar de manera irregular” a Estados Unidos, puntualizó la misma fuente.

Las dos hermanas “fueron encontradas sin vida el 18 y 19 de junio, a orillas del río Bravo, en la frontera entre México y Estados Unidos”. Así precisó la Cancillería, que coordinó la repatriación mediante su consulado en Texas.

Hermanas fallecidas en Río Bravo eran de Nahualá, familiares reciben los cuerpos

Manuela Griselda y Carla Catarina eran del municipio de Nahualá, en el departamento de Sololá.

Los familiares de las hermanas recibieron sus restos en el aeropuerto internacional La Aurora para velarlos en Nahualá.

A dicho municipio también se trasladaron el fin de semana los cuerpos de tres menores de edad guatemaltecos, quienes perdieron la vida asfixiados en un camión en Texas. También partieron en busca del ‘sueño americano’ desde Nahualá, Sololá, en una tragedia no relacionada con las hermanas.

Junto a los tres menores de edad guatemaltecos también fallecieron otras 50 personas, cuando traficantes de personas los dejaron abandonados en un tráiler en San Antonio, Texas, el pasado 27 de junio.