Guatemala ha perdido, durante este año, al menos 6 mil 434 hectáreas de bosque debido a los más de 1 mil 200 incendios que se han registrado durante la temporada (2023-2024) que inició en noviembre pasado.

En el departamento de Petén, considerado como uno de los pulmones ambientales de América, se mantienen activos 12 incendios este martes, según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Lee también: SAT busca recuperar Q24.1 millones en juicio contra ex Superintendente

De acuerdo con la misma fuente, únicamente en Petén, fronterizo con México y Belice, se han registrado 48 incendios dentro de áreas protegidas y se han perdido 873 hectáreas de flora.

El último informe oficial señala que a la fecha han ocurrido 1.237 incendios, 924 de ellos forestales, y la provincia más afectada ha sido la de Huehuetenango, situada en el noroeste del país y fronteriza con México, con 2.400 hectáreas de bosques quemadas.

El presidente de Guatemala, Bernardo Arévalo, aseguró el lunes que el Estado mantiene activo el protocolo de atención a siniestros para intentar reducir los efectos negativos de los incendios en los bosques del país.

En la temporada 2022-2023 las autoridades contabilizaron más de 850 incendios que afectaron más de 28.000 hectáreas de bosques y pastos en el país centroamericano.

En las últimas dos décadas, Guatemala perdió el 22,3 % de su cobertura forestal y en ese tiempo el país centroamericano pasó de tener 4,5 millones de hectáreas de flora a 3,5 millones, de acuerdo con datos del Sistema de Información Forestal (SIF).